¿Qué es el trauma psicológico?

que es el trauma psicológico

¿Qué es el trauma psicológico?

¿Qué es el trauma psicológico?

El trauma psicológico es un conjunto de síntomas que se desarrollan por un acontecimiento que resulta amenazante para tu integridad, vida, etc. es incontrolable e impredecible.

Para este tipo de acontecimientos difícilmente contamos con herramientas, conocimientos o habilidades para hacerle frente, por lo tanto, nos genera un alto impacto emocional.

En diversos estudios se ha definido su gravedad o impacto no por el evento en sí, sino por los efectos que te puede generar.

Ya que dicho acontecimiento rebasa nuestra capacidad para tolerar y procesar las emociones que genera debido a su fuerte impacto.

Como resultado de la vivencia traumática, se desorganizan las estrategias o herramientas con las que contamos para manejar nuestra vida y alteran la forma en que nos relacionamos con el medio.

Por ejemplo, en caso de un asalto con violencia podemos experimentar miedo a salir de casa, recuerdos recurrentes acerca del evento, ansiedad, estrés y sensación de descontrol por mencionar algunas.

¿Qué experiencias pueden provocar trauma Psicológico?

Las experiencias que pueden provocarlo son aquellas que se presentan de forma súbita, inesperada e inevitable.

Podemos poner como ejemplo un terremoto o un asalto violento, una riña, un accidente, una noticia catastrófica, etc.

Es decir, es un acontecimiento inusual que resulta sorpresivo.

Pero también existe la posibilidad que el trauma se forme debido a una experiencia que acontece durante un periodo prolongado de la vida.

Por ejemplo, maltrato físico durante la infancia, violencia de pareja, el acoso escolar o bullying, secuestro, intimidación, etc.

¿Cómo identificar un Trauma Psicológico?

Lo podemos identificar fácilmente por la forma en la que altera o influye en nuestro estilo de vida y en nuestro comportamiento.

Es decir, cuando impide que realicemos nuestras actividades cotidianas debido a que sentimos miedo, ansiedad, nerviosismo o estrés que antes no padecíamos.

También cuando nos ocasiona pensamientos intrusivos, es decir, recuerdos que se presentan de forma súbita e inesperada alterando nuestra capacidad de concentración en nuestras actividades cotidianas.

Otra forma de identificarlo es cuando comenzamos a modificar nuestras conductas habituales de forma negativa como un método para poder evitar cualquier tipo de recuerdo asociado con el evento o situación.

Existen diversas opiniones acerca de las características de las experiencias traumáticas que pueden ocasionarlo.

Sabemos que cada persona puede procesar cada experiencia en diferente forma, es decir, ante una experiencia de asalto una persona puede superar el evento de forma positiva en unas pocas horas y otra persona ente el mismo evento puede desarrollar un trauma que afecte negativamente su bienestar.

También, resultados de recientes investigaciones proponen que un mismo hecho traumático puede ser recordado de una manera vívida, consistente, o, por el contrario, no recordarse.

Pero de manera general las características del evento desencadenante pueden ser:

  • Alta intensidad de la experiencia.
  • Generar miedo, terror.
  • No es posible defenderse.
  • Pérdida de control.
  • Amenaza a la integridad física y psicológica.
  • Sensación de impotencia.
  • Vulnerabilidad.

¿Cómo nos afecta un Trauma Psicológico?

Como hemos visto, no todas las personas reaccionamos igual ante un evento traumático.

Algunas personas por sus características personales muestran mayor resistencia, pero otras se muestran más vulnerables.

La forma en que puede resultar afectada la persona y desarrollar un trauma depende entre otras cosas de su historia personal, la situación traumática, así como las circunstancias que rodearon la experiencia.

Estas experiencias pueden provocar en las personas un desajuste emocional conocido como Trastorno por Estrés Postraumático (TEPT).

Las características principales de dicho trastorno son:

  • Recordar de forma involuntaria el acontecimiento traumático.
  • Sueños sobre la misma experiencia.
  • Tener la sensación de que la experiencia puede ocurrir nuevamente.
  • Realizar esfuerzos constantes por evitar pensamientos, sentimientos, recuerdos, lugares o personas relacionados con el suceso.
  • Dificultad para dormir.
  • Irritabilidad, etc.

¿Qué efectos emocionales produce el trauma psicológico?

Los acontecimientos traumáticos presentan en la persona un quiebre en el sentimiento de seguridad, es decir, se rompen los sistemas de protección normales que le proporcionan una sensación de control y seguridad en la vida.


Por lo tanto, podemos decir que lo importante es la forma en que el evento traumático cambia la visión que tiene la persona de ella misma y del mundo, pero inevitablemente marcará un antes y un después en su vida.


Algunas de las consecuencias emocionales de experimentar un trauma psicológico son:

  • Pesadillas.
  • Insomnio.
  • Recuerdos recurrentes involuntarios.
  • Mal humor – Ataques de Ira.
  • Sensación de Impotencia.
  • Tristeza.
  • Ansiedad.
  • Estrés.
  • Miedo.
  • Problemas para relacionarse.

¿Trauma psicológico cómo superarlo?

Existen múltiples herramientas para superar un trauma psicológico a continuación mencionaremos algunas:

  • Iniciar una rutina de ejercicio físico (caminar, correr, nadar).
  • Entrenamiento en ejercicios de relajación (meditación, yoga).
  • Escribir acerca de lo que se siente y se piensa. Por ejemplo, el impacto físico del evento.
  • Leer lo escrito en voz alta.
  • Analizar los pensamientos asociados al evento.
  • Acudir a psicoterapia.

Resumen:

Un trauma Psicológico es ocasionado por una experiencia que amenaza nuestra integridad o nuestra vida, dicha experiencia puede ser un evento único o una serie de eventos.

Las experiencias que causan un Trauma Psicológico se caracterizan por su alta intensidad emocional, provocando miedo, indefensión, pérdida de control.

Dichas experiencias rebasan nuestra capacidad de afrontamiento y provocan un quiebre en nuestro sentimiento de seguridad.

Leave a Comment