Factores sociales determinantes de la salud mental

Factores sociales determinantes de la salud mental

En este artículo, hablaremos acerca de los factores sociales determinantes de la salud mental, recordemos que las investigaciones han determinado que la interacción de diferentes factores influyen en la determinación de la salud mental.

La salud mental podemos entenderla como un estado de completo bienestar en el cual nos podemos dar cuenta de nuestras habilidades, podemos afrontar las presiones normales de la vida, podemos trabajar de forma productiva y hacer una contribución a nuestra comunidad.

En este caso, los factores sociales determinantes de la salud mental hacen referencia principalmente a situaciones que tienen que ver con la familia y la comunidad en la que nos desarrollamos.

Factores sociales determinantes de la salud mental.

Estos factores incluyen, por ejemplo:

  • oportunidades para relacionarse con parejas, familiares, amigos.
  • oportunidades para ganarse la vida.
  • participar en actividades significativas.
  • las circunstancias sociales y económicas en las que nos encontramos.

Veamos algunos ejemplos de situaciones sociales que influyen en la salud mental:

Se ha demostrado que, los comportamientos y actitudes de los padres son particularmente influyentes en la salud mental de los hijos, sobre todo en la infancia y en la adolescencia, al igual que su salud mental.

Se sabe por ejemplo, que la crianza severa y el castigo corporal influyen negativamente en la salud mental infantil, lo que a menudo conduce a problemas de comportamiento.

En este sentido, Alfred Adler, un famoso psicoanalista propuso una teoría acerca del complejo de inferioridad.

El complejo de inferioridad o sentimiento de inferioridad, se caracteriza por sentirse menos valioso o capaz en comparación con los demás.

En esta teoría, establece circunstancias generales que incrementan o disminuyen el complejo de inferioridad:

  • Normas aplicadas al comportamiento infantil.
  • Interacción entre el niño y los adultos cuando este no es tratado como igual si no como inferior.
  • Educación excesivamente autoritaria o demasiado consentidora.
  • La sobreprotección.

Estas situaciones, obstaculizan que el niño aprenda la cultura del esfuerzo, que incluye el valerse por sí mismo, afrontar conflictos, luchar para conseguir deseos y esforzarse por adquirir habilidades.

Conectate con un Psicólogo en Línea.

No lo pienses más programa una sesión ahora mismo con un psicólogo en línea y comienza a resolver esos asuntos que no te permiten vivir en paz.

Factores sociales determinantes de la salud mental | Neuropcion Centro Psicológico

En vez de sentirse aceptado, apreciado y querido, el niño siente que vale menos que las demás personas.

Por otro lado, la intimidación, acoso escolar o bullying, se ha señalado como el principal factor de riesgo de problemas de salud mental en el estudio sobre la carga mundial de enfermedades, traumatismos y factores de riesgo correspondiente al 2019.

El bullying o acoso escolar, es un término con el que hacemos referencia a la conducta agresiva, intimidatoria y premeditada entre niños o adolescentes, se desarrolla en el ámbito escolar con la intención de causar daño y es constante, reiterada, sistemática en el tiempo.

Un aspecto importante de esta conducta es el desbalance de poder medido en términos físicos o psicológicos que existe entre el acosador y la víctima.

Existen muchos estudios que han documentado las consecuencias físicas y psicológicas del bullying señalando a las víctimas de acoso como aquellas que sufren las consecuencias más severas.

  • Inseguridad
  • Baja autoestima.
  • Depresión.
  • Ansiedad.
  • Dificultad para relacionarse.
  • Trastornos Psicóticos.
  • Esquizofrenia.
  • Bajo rendimiento académico.
  • Abuso de sustancias.
  • Trastornos del sueño.
  • Mala comunicación.
  • Aislamiento.
  • Tensión.
  • Estrés.
  • Autolesiones.
  • Alteración del estado de ánimo.

Los factores sociales determinantes de la salud mental, también incluyen las relaciones sociales, es decir las relaciones de amistad, amorosas, en el trabajo, familiares, red de apoyo, etc.

Sabemos que los seres humanos buscamos establecer relaciones duraderas y significativas durante el curso de nuestra vida.

En la actualidad, existe un fenómeno muy estudiado que es la relación entre la soledad y la depresión.

Entendamos por soledad, la experiencia displacentera, que ocurre cuando la red de relaciones sociales de una persona es deficiente en algún sentido importante, ya sea cualitativa o cuantitativamente.

Soledad y aislamiento social son conceptos diferentes, el aislamiento social hace referencia a la situación objetiva de tener un contacto mínimo con otras personas y puede ser voluntario o involuntario.

El aislamiento social puede provocar profundos sentimientos de soledad y sufrimiento.

Entonces, el concepto de aislamiento social se refiere a un estado en el cual la persona experimenta la necesidad o el deseo de estar con otras personas, pero es incapaz de hacerlo

Se han realizado estudios que han conseguido confirmar la relación existente entre la desconexión social y la salud.

Los resultados han confirmado que la soledad puede afectar la salud a través de vías biológicas, tales como la función inmunológica o la regulación de las hormonas del estrés.

Por otro lado, sabemos que los efectos de la soledad son tan devastadores que se ha utilizado como un mecanismo de tortura.

La depresión es un trastorno psicológico que afecta el estado de ánimo de las personas y se relaciona con la tristeza profunda y la desesperanza.

La depresión por soledad se desarrolla debido a los sentimientos negativos experimentados por la falta de conexiones sociales satisfactorias.

Cuando debido a la soledad se experimenta inseguridad, miedo, insatisfacción, desesperanza, tristeza, y vacío, se multiplican las posibilidades de desarrollar un trastorno depresivo.

Si una persona tiene dificultades en el manejo de habilidades sociales, que le permitan afrontar positivamente sus circunstancias de vida, del mismo modo experimentará dificultades para afrontar la soledad.

Las habilidades sociales son un recurso necesario en cualquier edad, y es posible aprenderlas y utilizarlas para mejorar la calidad de vida.

Ahora, hablemos brevemente de las relaciones amorosas.

Las investigaciones han demostrado que las relaciones de pareja son un factor benéfico para la salud, ayudan a las personas a lidiar con el estrés y satisfacen las necesidades básicas de conexión social como el amor, la intimidad, el compañerismo, y seguridad.

Las relaciones de pareja también pueden beneficiar la salud a través de procesos que fomentan el autoconocimiento, el crecimiento personal y la búsqueda de objetivos, todos los cuales son esenciales para la salud y el bienestar.

También, las investigaciones han demostrado que el apoyo de la pareja es un factor que incrementa las posibilidades de éxito en el cumplimiento de objetivos y en el crecimiento personal.

Entonces, en el ámbito social mencionemos algunos factores de riesgo:

  • Abuso y violencia sexual.
  • Abuso y negligencia física y emocional.
  • Violencia de pareja.
  • Problemas laborales.
  • Desempleo.
  • Discriminación.

Por mencionar algunos.

Vamos a dejar hasta aquí los factores sociales determinantes de la salud mental.

Nos gustaría que te quedaras con un par de ideas.

Los factores sociales determinantes de la salud mental hacen referencia a situaciones relacionadas con la familia y la comunidad.

Estos incluyen, por ejemplo: oportunidades para relacionarnos con parejas, familiares, amigos, ganarnos la vida y participar en actividades significativas, y también las circunstancias sociales y económicas en las que nos encontramos.

¡MANTENGÁMONOS EN CONTACTO!

Nos encantaría que estuvieras al día de nuestras últimas noticias y ofertas 😎

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio