trabajo y salud mental

trabajo y salud mental

Trabajo y salud mental.

En este artículo analizaremos brevemente la relación que existe entre trabajo y salud mental, los factores de riesgo psicosocial, los riesgos psicosociales y estrategias para combatirlos.

Se ha demostrado que un ambiente laboral positivo y seguro, fomenta la salud mental positiva y contribuye a la productividad.

A pesar de los descubrimientos científicos y el acceso a la información, la salud mental está rodeada de prejuicios e ignorancia.

Por esta razón, las personas que padecen algún problema de salud mental son estigmatizadas, discriminadas y excluidas.

Antes de iniciar con el análisis de la relación entre trabajo y salud mental repasemos algunos conceptos importantes.

La Organización Mundial de la Salud define la salud mental como:

…un estado de bienestar en el cual el individuo se da cuenta de sus propias aptitudes puede afrontar las presiones normales de la vida, puede trabajar de forma productiva y fructíferamente y es capaz de hacer una contribución a su comunidad…

Las investigaciones científicas han demostrado que la salud mental está determinada por tres factores:

  • Factores sociales.
  • Factores psicológicos.
  • Factores biológicos.

Relación entre trabajo y salud mental.

Ahora veamos la relación entre trabajo y salud mental.

Resultados de investigaciones han demostrado que un ambiente laboral sano y seguro influye positivamente en la salud mental, y la salud mental influye en la productividad.

En sentido contrario, un ambiente de trabajo inseguro afecta negativamente la salud mental, y la mala salud mental disminuye el rendimiento.

A pesar de la voluntad de trabajar, los trastornos psicológicos afectan la confianza en uno mismo, el rendimiento, el ausentismo y la capacidad para obtener un empleo.

En otras palabras, el lugar de trabajo es un factor que influye positiva o negativamente en la salud mental.

De tal suerte que trabajo y salud mental guardan una estrecha relación.

Datos estadísticos trabajo y salud mental.

A nivel mundial 15% de los adultos en edad laboral padecen un trastorno psicológico.

Factores Psicosociales en el trabajo.

La Organización Internacional del Trabajo define los factores psicosociales en el trabajo como:

“…Interacciones entre el trabajo, su medio ambiente, la satisfacción en el trabajo y las condiciones de su organización, por una parte, y por la otra, las capacidades del trabajador, sus necesidades, su cultura y su situación personal fuera del trabajo, todo lo cual, a través de percepciones y experiencias pueden influir en la salud y en el rendimiento y la satisfacción en el
trabajo…”

Los factores psicológicos y sociales presentes en la organización y el trabajo interactúan con factores individuales que pueden afectar la salud.

Trabajo y salud mental, factores de Riesgo psicosocial.

Los factores de riesgo psicosocial son características propias de la organización y las condiciones de trabajo disfuncionales que provocan respuestas de inadaptación, de tensión, fisiológicas de estrés.

En otras palabras, son factores desencadenantes de tensión y estrés laboral por lo tanto afectan negativamente la salud y bienestar del trabajador.

Veamos a continuación cuales son los factores de riesgo psicosocial en el trabajo.

  • Contenido del trabajo / Diseño de tareas, hace referencia a la monotonía en las actividades desempeñadas también, a la subutilización de habilidades o a la falta de habilidades para el trabajo.
  • Volumen y ritmo de trabajo, se considera un factor de riesgo cuando las cargas de trabajo son excesivas, además, el ritmo de trabajo es muy demandante, y conlleva altas presiones de tiempo.
  • Horario de trabajo, se considera un riesgo cuando es prolongado o poco social, inflexible.
  • Control, la falta de control sobre el diseño del trabajo, puesto o la carga de trabajo, participación limitada en la toma de decisiones del propio puesto.
  • Entorno y equipamiento, se considera un riesgo cuando los equipos y recursos son inseguros y la condiciones en el ambiente son inseguras, deficientes o insalubres.
  • Cultura y función organizacional, los objetivos organizacionales son poco claros, hay mala comunicación, la cultura permite la discriminación o el abuso
  • Relaciones interpersonales en el trabajo, hace referencia al aislamiento social o físico, apoyo limitado de supervisores o colegas, supervisión autoritaria y gestión deficiente, violencia, acoso o intimidación, discriminación y exclusión
  • Rol en la organización, se considera un factor de riesgo cuando el rol de trabajo es poco claro dentro de la organización o del equipo.
  • Desarrollo de carrera. promoción insuficiente o excesiva, Inseguridad laboral, escasa inversión en desarrollo, gestión del rendimiento.
  • Relación familia – trabajo. demandas conflictivas del hogar en relación con el trabajo, estar fuera de casa por trabajo.

Estos factores de riesgo psicosocial tal como su nombre lo indica ocasionan riesgos psicosociales que afectan el trabajo y salud mental.

Riesgos psicosociales.

Tal como hemos visto, los entornos de trabajo inseguros suponen un riesgo para la salud mental, dando paso al desarrollo de diversos factores que se conocen como “riesgos psicosociales”.

Los riesgos psicosociales en el trabajo están asociados con resultados negativos para la salud mental, incluyendo conductas suicidas.

Se ha demostrado que los riesgos psicosociales también pueden afectar la salud física.

Estadísticas trabajo y salud mental.

Datos de la Organización Mundial de la Salud informan que, en 2016, 745,000 personas a nivel mundial murieron de accidente cerebrovascular y cardiopatía isquémica como resultado de haber trabajado 55 horas o más por semana.

En otras palabras, los riesgos psicosociales, son las consecuencias psicológicas, físicas y sociales negativas producto de las deficiencias en el diseño, organización y gestión del trabajo.

Veamos los principales riesgos psicosociales relacionados con el trabajo y salud mental.

  • El estrés laboral.
  • Violencia en el trabajo.
  • Acoso laboral.
  • Acoso sexual.
  • Adicción al trabajo.

Estrategias para disminuir los factores de riesgo psicosocial.

Las organizaciones necesitan adoptar medidas para prevenir, proteger y promover la salud mental con la participación de todos sus colaboradores creando así una relación positiva entre trabajo y salud mental.

Estas medidas deberían enfocarse a la identificación, información y formación de estrategias para prevenir los riesgos psicosociales.

La Organización Mundial de la Salud recomienda incorporar tres intervenciones:

  • Capacitación de gestores para la salud mental.
  • Capacitación para trabajadores en alfabetización y concientización sobre salud mental.
  • Intervenciones individuales entregadas directamente a los trabajadores.

Capacitación de gestores para la salud mental.

Esta capacitación debe enfocarse en fortalecer el conocimiento y mejorar las actitudes de gestores en relación con la salud mental para incentivar la búsqueda de ayuda de los colaboradores que lo necesiten

Esta capacitación no pretende convertir a los gestores en especialistas de salud mental, por lo tanto, no pueden ni deben diagnosticar o intervenir en los trastornos mentales.

La intención de esta estrategia es capacitar a los gestores para saber cuándo y cómo dirigir a sus colaboradores a las fuentes de apoyo apropiadas.

Capacitación para trabajadores en alfabetización y concientización sobre salud mental.

La finalidad de esta capacitación es mejorar el conocimiento y las actitudes relacionadas con el trabajo y salud mental.

De hecho, esta capacitación puede empoderarlos para valorar mejor su propio bienestar y reconocer cómo y cuándo buscar ayuda profesional.

Desarrollar empatía y comprensión en los colaboradores es importante para reducir el estigma contra las personas con problemas de salud mental.

También, crear una cultura organizacional de apoyo que valore la diversidad y proteja contra la intimidación, el acoso y la exclusión.

Intervenciones individuales entregadas directamente a los trabajadores

Las intervenciones individuales incluyen intervenciones psicosociales y oportunidades para la actividad física basada en el ocio.

Las intervenciones psicosociales utilizan actividades, técnicas o estrategias interpersonales o informativas para desarrollar habilidades en el manejo del estrés y reducir los síntomas de salud mental.

Los ejemplos incluyen psicoeducación, capacitación en manejo del estrés y apoyo emocional o social práctico.

Servicios psicológicos a empresas

Conoce nuestras soluciones enfocadas en mejorar el bienestar y la salud mental en las organizaciones.

trabajo y salud mental

Otras Consideraciones para mejorar la Relación trabajo y salud mental.

A los trabajadores también se les debería ofrecer acceso a tratamiento psicológico preferiblemente fuera del lugar de trabajo.

Esto puede incluir activación conductual, terapia de resolución de problemas, terapia cognitiva conductual, etc.

Los empleadores deberían contar con información accesible de diferentes proveedores de apoyo psicológico a disposición de sus colaboradores.

Los gestores tienen un papel fundamental en el apoyo a las necesidades de salud mental de sus equipos y deben estar capacitados para hacerlo, pero tal como se mencionó anteriormente esto no significa que deberán intervenir o tratar trastornos psicológicos.

Ofrecer información acerca de proveedores de psicoterapia es fundamental para una relación positiva entre trabajo y salud mental.

Es fundamental que las organizaciones y gestores protejan la privacidad de los colaboradores que buscan ayuda psicológica.

Implementar acciones contra el estigma relacionado con la salud mental es necesario para contrarrestar los conceptos erróneos, prejuicios y conductas hostiles sobre las condiciones de salud mental.

Ni la confidencialidad ni las medidas contra el estigma son costosas de implementar.

Ambos son importantes para garantizar que cualquier persona que experimente dificultades con su salud mental se sienta capaz de pedir apoyo sin temor a represalias o juicios.

Proteger y promover la salud mental en el trabajo consiste en fortalecer las capacidades, generar conciencia y brindar oportunidades para reconocer y actuar tempranamente sobre las
condiciones de salud mental en el trabajo.

Los ajustes razonables en el trabajo adaptan los entornos laborales para que coincidan con las
capacidades, necesidades y preferencias de los colaboradores.

En la práctica, son una forma de intervención organizacional, pero se implementan para abordar las barreras que enfrentan los colaboradores, en lugar de las organizaciones enteras.

Las adaptaciones razonables pueden incluir:

  • Otorgar a los trabajadores horarios de trabajo flexibles.
  • Tiempo adicional para completar las tareas.
  • Tiempo para la atención de la salud mental.
  • Acceso a espacios privados.
  • Reuniones periódicas de apoyo con los supervisores.
  • Rediseño del trabajo para reducir factores estresantes.

Comparte este contenido trabajo y salud mental.

Recursos Adicionales.

World Health Organization, Mental Health at Work, consultado 07 octubre 2022, https://www.who.int/news-room/fact-sheets/detail/mental-health-at-work

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Importante: No se darán informes vía telefónica.No se darán informes vía telefónica.

Para información acerca del programa, favor de enviar correo electrónico a contacto@neuropcion.com o a través del formulario que se encuentra en esta página.

Ir arriba