Psicología del sentimiento de inferioridad

psicologia del sentimiento de inferioridad centro psicologico

Psicología del sentimiento de inferioridad

¿Qué es el sentimiento de inferioridad?

El complejo de inferioridad o sentimiento de inferioridad se caracteriza por sentirse menos valioso o capaz en comparación con los demás.

Alfred Adler un famoso psicoanalista propuso una teoría muy interesante acerca del sentimiento de inferioridad, veámosla.

El propone que la función del sentimiento de inferioridad es motivar la conducta humana.

Desde que nacemos nos encontramos en una posición de inferioridad, necesitamos la ayuda de los demás para satisfacer nuestras necesidades.

De hecho, la Antropología considera al ser humano como un ser deficitario, con dificultades para responder a los retos que la vida le plantea.

Esta situación nos causa angustia, somos totalmente dependientes de otras personas.

Por esta razón, Adler propone que el sentimiento de inferioridad comienza en la infancia en el momento en que somos conscientes de la existencia de otras personas capaces de cuidar de sí mismos.

Esta es la base del sentimiento de inferioridad y por lo tanto es propio de nuestra existencia.

Este sentimiento nos impulsa desde muy pequeños a superarnos, por ejemplo, nos esforzamos por aprender a caminar, a leer, a jugar, etc.

Nos motiva ser como los demás, aprender las habilidades necesarias para evitar la angustia y el sentimiento de inferioridad.

La vida presenta de forma constante retos y desafíos que nos producen la necesidad de superarlos.

De hecho, los seres humanos dirigimos nuestros esfuerzos en todo momento a superar una meta.

De esta forma podemos entender parte de la naturaleza humana como un reto continuo para superar problemas y alcanzar metas que nos permitan sentirnos completos, fuertes y válidos.

Nuestras metas están influenciadas por el entorno familiar y nuestra aspiración para equilibrar el sentimiento de inferioridad.

De esta forma, nuestra relación con otras personas (comunidad, familia, amigos) forma parte importante de nuestro desarrollo.

Al ser parte de una comunidad debemos cumplir reglas y criterios mediante los cuales se nos demanda cumplir tres objetivos vitales: trabajo, amor y vida en sociedad.

Cumplir estos objetivos contribuye a resolver el sentimiento de inferioridad y a sentirnos parte de una comunidad.

¿Cuáles son las causas del Complejo de Inferioridad?

Adler establece circunstancias generales que deforman o incrementan el sentimiento de inferioridad:

  • Las normas aplicadas al comportamiento de los niños.
  • La interacción entre el niño y el adulto, cuando no es tratado como un igual, sino como un individuo de nivel inferior.
  • La educación excesivamente autoritaria, en la cual el niño no llega a sentirse aceptado y apreciado, por el contrario, se siente humillado, impotente y agraviado.
  • La educación demasiado consentidora en la cual el niño no aprende el respeto por los demás.
  • La educación sobreprotectora en la cual se educa al niño con excesiva delicadeza impidiéndole aprender a gestionar conflictos y superar metas.

Estas situaciones obstaculizan que el niño aprenda la cultura del esfuerzo, que incluye el valerse por sí mismo, afrontar conflictos, luchar para conseguir deseos y esforzarse por adquirir habilidades.

En vez de sentirse aceptado, apreciado y querido, el niño siente que vale menos que las demás personas.

Es innegable que influye la actitud o la perspectiva del niño, sabemos que, ante las mismas circunstancias, distintos niños pueden desarrollarse completamente diferente.

psicologia del sentimiento de inferioridad centro psicologico 1

La teoría de la motivación de Alfred Adler afirma que el sentimiento de inferioridad tiene la función de motivarnos al logro de objetivos.

¿Cómo se comporta una persona con complejo de inferioridad?

Cuando surge una deformación del sentimiento de inferioridad la persona experimenta de inicio dificultad para relacionarse con los demás.

Experimentar de forma excesiva el sentimiento de inferioridad es doloroso y difícil de tolerar por lo cual las personas intentan sobre compensarlo, por ejemplo:

La persona que se siente excluida busca incluirse de cualquier forma aún a costa de excluir a los demás.

Por otro lado, si se siente humillada desarrolla deseos de venganza.

La persona que en su infancia se le cumplieron todos sus caprichos, de adulto intenta conseguir triunfos sin sentido para compensar este sentimiento de inferioridad.

Todas estas conductas dan como resultado deformaciones en el carácter de la persona, ocasionando la avaricia, el resentimiento, la alevosía, la crueldad.

También problemas de índole psicológica, tales como depresión, ansiedad, problemas de adaptación, de pareja, delincuencia, etc.

¿Cómo superar el complejo de inferioridad?

Adler establece que sentirse inferior es siempre ficticio, subjetivo y relativo a nuestra percepción, una inferioridad real no puede existir; los seres humanos son diferentes, pero equivalentes, de igual valor humano.

También propone que cada persona debe resolver el complejo de inferioridad gracias al afán de superación.

Es necesario transformar los pensamientos distorsionados que provocan conductas problemáticas y malestar emocional.

El autoconocimiento es fundamental en la tarea de mejorar la calidad de vida de la persona con complejo de inferioridad.

La terapia psicológica es la mejor opción para superar el complejo de inferioridad porque en psicoterapia podrás descubrir el origen, trabajar pensamientos y conductas que alteran tu calidad de vida.

Déjanos un comentario, duda o sugerencia si te ha gustado este post o piensas que le puede ayudar a alguna persona compártelo y ayúdanos a sumar gente feliz al mundo.

Leave a Comment