trastornos depresivos

Guía de los trastornos depresivos.

¿Qué son los trastornos depresivos?

Los trastornos depresivos, son un grupo de enfermedades mentales que comparten características que afectan el estado de ánimo y la capacidad para funcionar de la persona.

Síntomas como el ánimo triste, vacío o irritable, cambios cognitivos y cambios físicos afectan la salud mental de la persona y su capacidad funcional.

Los trastornos depresivos se diferencian por su duración, presentación temporal y origen.

depresión mayor

Los trastornos depresivos afectan el estado de ánimo de forma importante, desinterés, desesperanza, desilusión y tristeza profunda repercuten en la salud física y mental.

¿Cuáles son los trastornos depresivos?

El grupo de los trastornos depresivos está formado por:

  • Trastorno de desregulación disruptiva del estado de ánimo
  • Trastorno de depresión mayor.
  • Trastorno depresivo persistente.
  • Trastorno disfórico premenstrual.
  • Trastorno depresivo inducido por una sustancia/medicamento.

Análisis de los trastornos depresivos.

Analicemos brevemente cada uno de los trastornos que forman el grupo de los trastornos depresivos.

Trastorno de desregulación disruptiva del estado de ánimo.

El desarrollo del trastorno de desregulación disruptiva del estado de ánimo se debe producir antes de los 10 años.

El diagnóstico clínico de este trastorno se limita a edades que van de los 7 a los 18 años.

Los síntomas que se desarrollan en el trastorno de desregulación disruptiva del estado de ánimo son los siguientes:

  • Episodios de cólera graves y recurrentes.
  • La intensidad y duración de los episodios de cólera es desproporcionada en relación con la situación que los provoca.
  • Los episodios de cólera no coinciden con el nivel de desarrollo que presenta el niño.
  • Los episodios de cólera se presentan tres o más veces en una semana.
  • El estado de ánimo es irritable casi todo el día y todos los días.
trastorno de desregulacion disruptiva del estado de animo

Los constantes episodios de cólera, el mal humor, la irritabilidad y la incapacidad para controlarse, son características del trastorno de desregulación disruptiva del estado de ánimo.

Estos son los síntomas generales que apoyan el diagnóstico de trastorno de desregulación disruptiva del estado de ánimo.

Analicemos un poco más.

La irritabilidad es el componente principal de este trastorno, se manifiesta en dos formas básicas:

Episodios de cólera

Estado de ánimo permanentemente irritable.

Los episodios de cólera pueden manifestarse de forma verbal o conductual.

Las manifestaciones verbales pueden incluir rabietas, gritos, insultos, reclamos, entre otros.

Las manifestaciones conductuales pueden ser en forma de agresión contra objetos, contra si mismo o contra las personas.

Los episodios de cólera deben ser frecuentes.

Por otro lado, el estado de ánimo irritable o de enfado debe ser característico en el niño.

Debe manifestarse en el niño, la mayor parte del día y casi todos los días.

El trastorno de desregulación disruptiva del estado de ánimo ocasiona importantes alteraciones en el desarrollo del entorno familiar.

También, afecta las relaciones sociales del niño y su rendimiento académico.

trastorno de depresion mayor

A nivel mundial, se estima que los trastornos depresivos afectan a 280 millones de personas.

Trastorno de depresión mayor.

El trastorno de depresión mayor se puede presentar a cualquier edad, pero la posibilidad de desarrollarlo se incrementa en la adolescencia.

Se caracteriza por el desarrollo de un grupo de síntomas que afectan el estado de ánimo y el estado físico de la persona.

Veamos los síntomas característicos del trastorno de depresión mayor:

  • Estado de ánimo depresivo.
  • Disminución del interés por las actividades cotidianas.
  • Pérdida o aumento de peso.
  • Alteración del ciclo del sueño.
  • Fatiga o pérdida de energía.
  • Sentimiento de inutilidad o culpabilidad.
  • Dificultad para concentrarse o tomar decisiones.
  • Pensamientos de muerte.
  • Ideación suicida.

¿Prefieres escucharlo?

Únete a nuestro podcast.

La mayor parte de estos síntomas deben estar presentes casi cada día y también, casi todo el día.

El trastorno de depresión mayor se caracteriza por el desarrollo de síntomas relacionados con el estado de ánimo depresivo y la pérdida del interés.

Estos síntomas deben experimentarse durante un periodo de por lo menos dos semanas.

El estado de ánimo depresivo se experimenta como tristeza profunda, desesperanza o desanimo.

En los niños y adolescentes, aparece un estado de ánimo irritable o de mal humor, no un estado de ánimo depresivo o triste.

Se desarrolla una tendencia al aislamiento social y al abandono de pasatiempos.

También, puede presentarse una reducción o falta de interés del deseo sexual.

Cambios en la alimentación, llanto, ansiedad, preocupación excesiva, dolor, falta de energía, desesperanza y desinterés son característicos de este trastorno.

Los cambios físicos desarrollados en el trastorno depresivo se relacionan con la agitación y la lentificación o retardo.

Por ejemplo, incapacidad para sentarse y permanecer quieto, caminar de un lado a otro, retorcerse las manos, tocarse la cara, mover las manos o tocarse el cabello.

En cuanto a la lentificación o retardo, podemos mencionar, discurso o pensamientos lentos, pausas para contestar, disminución del volumen y mutismo.

La disminución de la energía, la fatiga y el cansancio son característicos de este trastorno.

La persona con trastorno de depresión mayor puede sentirse fatigada sin haber realizado algún esfuerzo físico.

También, realizar cualquier tarea por insignificante que sea, demanda para la persona deprimida un esfuerzo considerable.

En el trastorno depresivo mayor se desarrolla el sentimiento de inutilidad o culpabilidad que puede presentarse como evaluaciones negativas, preocupaciones de culpa, fuera de la realidad.

Con frecuencia las personas se culpan por estar enfermas, y por fracasar en el cumplimiento de sus responsabilidades.

Algunos de los factores que incrementan la posibilidad del desarrollo del trastorno depresivo son:

  • El temperamento relacionado con la negatividad.
  • Acontecimientos adversos en la infancia.
  • Acontecimientos vitales estresantes.
  • Familiares con trastorno depresivo.
  • Enfermedades crónicas o discapacitantes.
animo depresivo

Trastorno depresivo persistente.

El trastorno depresivo persistente también es conocido como distimia y se puede desarrollar desde la infancia.

La característica principal del trastorno depresivo persistente o distimia es el estado de ánimo depresivo presente todo el día, casi todos los días, durante al menos dos años.

Veamos los síntomas característicos de este trastorno.

  • Estado de ánimo depresivo.
  • Problemas relacionados con la alimentación.
  • Alteración del ciclo del sueño.
  • Poca energía o fatiga.
  • Baja autoestima.
  • Dificultad para concentrarse o tomar decisiones.
  • Sentimientos de desesperanza.

Muchos de los pacientes que desarrollan este trastorno a temprana edad suelen pensar que los síntomas que experimentan forman parte de su personalidad.

Los síntomas que se desarrollan en este trastorno afectan el desarrollo óptimo y las capacidades de la persona.

También, interfieren en sus relaciones sociales, desempeño escolar y laboral.

Algunos factores de riesgo asociados con el desarrollo del trastorno depresivo persistente se relacionan con el temperamento negativo.

También, en la infancia con la pérdida de los padres y su separación.

Y factores genéticos y fisiológicos.

depresion mayor

Trastorno disfórico premenstrual.

Las características principales del trastorno disfórico premenstrual son la expresión de inestabilidad afectiva, disforia y síntomas de ansiedad que se presentan durante la fase premenstrual.

Estos síntomas desaparecen cuando inicia la menstruación o poco tiempo después y se presentan en cada ciclo menstrual o en la mayoría.

Veamos los síntomas característicos del trastorno disfórico premenstrual.

  • Inestabilidad afectiva intensa.
  • Irritabilidad intensa.
  • Aumento en conflictos personales.
  • Estado de ánimo depresivo.
  • Sentimiento de desesperanza.
  • Ansiedad, tensión.
  • Desinterés por las actividades habituales.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Falta de energía.
  • Problemas de alimentación.
  • Alteración del ciclo de sueño.
  • Sensación de agobio.
  • Dolores físicos.

La inestabilidad afectiva puede presentarse en forma de cambios de humor repentinos, incremento en la sensibilidad.

Estos síntomas causan malestar o interfieren en las actividades habituales como el trabajo, la escuela, actividades sociales y las relaciones.

psicologos

Tratamiento para trastornos depresivos.

Inicia hoy mismo terapia

Trastorno depresivo inducido por una sustancia o medicamento.

Los síntomas del trastorno depresivo inducido por una sustancia o medicamento son iguales a los desarrollados en el trastorno depresivo mayor.

Pero en este caso, el desarrollo de los síntomas se asocia al consumo de alguna sustancia o medicamento.

También, los síntomas depresivos permanecen más allá del efecto fisiológico de la sustancia o del periodo de intoxicación.

El trastorno depresivo inducido por una sustancia puede desarrollarse durante la etapa de consumo o en la etapa de abstinencia.

Tratamiento para los trastornos depresivos.

Básicamente son dos los tratamientos para los trastornos depresivos que cuentan con respaldo de la ciencia en mayor o menor grado.

Por un lado, el tratamiento farmacológico.

Por otro lado, la psicoterapia.

Revisemos brevemente en que consiste el tratamiento farmacológico.

El tratamiento farmacológico para los trastornos depresivos es responsabilidad de un médico psiquiatra.

En términos generales, el psiquiatra valora los síntomas del paciente y determina un tratamiento por medio de medicamentos.

La finalidad de los medicamentos es disminuir los síntomas de los trastornos depresivos.

El tratamiento farmacológico demanda la asistencia semanal a consulta con el especialista para valorar el funcionamiento de los medicamentos.

La supervisión médica es indispensable en el tratamiento farmacológico.

También, cumplir con las indicaciones del especialista y acudir a las citas de control.

Ahora revisemos el tratamiento psicológico para los trastornos depresivos.

La terapia cognitivo conductual cuenta con sólida evidencia científica acerca de su eficacia en el tratamiento de los trastornos depresivos.

Se desarrolla mediante sesiones de psicoterapia habitualmente semanales en las que se enseña al paciente técnicas para mejorar los síntomas relacionados con los trastornos depresivos.

Entrenamiento en relajación, manejo del tiempo, activación conductual, programación de actividades, habilidades sociales, técnicas de autocontrol, solución de problemas, entre otros.

Por otro lado, se ayuda al paciente a transformar aquellos pensamientos que se relacionan con los trastornos depresivos.

terapia psicologica

Preguntas frecuentes.

¿Qué hago si sospecho que tengo depresión?

Lo principal, es buscar ayuda psicológica, un diagnóstico clínico psicológico, te dará certeza y ayudará a iniciar un tratamiento eficaz.

¿Cómo puedo asegurar que tengo depresión?

Para asegurar que una persona tiene depresión es indispensable acudir al psicólogo clínico o al médico psiquiatra.

Estos profesionales forman parte del equipo de salud mental y están capacitados para diagnosticar todo tipo de trastornos mentales.

También, existen diferentes plataformas que ofrecen evaluaciones sencillas, puede ser un primer paso.

Aunque, estas evaluaciones en línea no representan un diagnóstico clínico profesional.

¿Cómo puedo ayudar a un familiar o amigo con depresión?

Ayudar a un familiar o amigo con depresión podemos hacerlo acompañándolo, motivándolo, no dejándolo solo, platicando.

Apoyar a las personas con depresión no es una tarea que resulte muy fácil, pero motivarlos a buscar ayuda profesional y acompañándolos en lo posible, será un factor clave para su bienestar.

¿Por qué tengo depresión?

La depresión es una enfermedad mental que puede afectar a cualquier persona sin importar su edad, sexo o nivel de estudios.

La depresión se desarrolla debido a la interacción de factores sociales, biológicos y psicológicos.

Estos factores posibilitan la aparición de este trastorno depresivo e intervienen en la permanencia de los síntomas.

¿Estoy loca si tengo depresión?

La palabra loco se ha utilizado como un insulto para hacer referencia a cualquier cosa que sale de nuestra comprensión.

La depresión es una enfermedad que afecta a millones de personas a nivel mundial.

Al igual que las enfermedades físicas, la depresión es una enfermedad que puede afectar a cualquier persona.

Diversos factores interactúan posibilitando el desarrollo de este padecimiento.

Tener depresión significa que ha ocurrido un desbalance en su organismo y que debe tratarse con ayuda profesional.

La enfermedad mental es solo eso, una enfermedad que debe tratarse para impedir que afecte más la salud mental.

¿Se cura la depresión?

La evidencia científica ha demostrado que miles de personas que padecen algún trastorno depresivo han conseguido mejorar su calidad de vida.

Si padecemos un trastorno depresivo de tipo crónico, probablemente tengamos que aprender a vivir con él.

Esto no significa que vamos a vivir deprimidos toda la vida.

Esto quiere decir que tenemos que aprender las técnicas y métodos necesarios para identificar y minimizar los síntomas.

¿Cómo cambia mi vida si tengo depresión?

Los síntomas afectan el estado de ánimo de forma importante, desinterés, desánimo, desesperanza, desilusión, serán característicos en su día a día.

La fatiga le impedirá realizar sus actividades, buscará permanecer sola, evitará contestar el teléfono, acudir a reuniones.

Poco a poco sus hábitos de higiene dejaran de ser importantes, nada le importará y se encontrará sola sin ningún apoyo.

En algunos casos iniciará con ideas de muerte, ideas suicidas y trágicos desenlaces.

¿Tengo la culpa de mi depresión?

Como hemos visto, la depresión es una enfermedad multifactorial.

El desarrollo de los trastornos depresivos puede ser muy rápido o afectar poco a poco la salud mental.

Nadie tiene la culpa del desarrollo de una enfermedad mental.

Posiblemente, estes pensando que ayudaste en alguna situación particular y esto incremento la depresión.

Pero las enfermedades mentales son multifactoriales, situaciones sociales, psicológicas y genéticas interactúan entre sí.

Así que no hay culpables.

Pero si hay responsables y atender la salud mental es una prioridad y responsabilidad de cada persona.

depresion persistente

En resumen.

Los trastornos depresivos se caracterizan por el desarrollo de síntomas relacionados con el ánimo bajo, la tristeza profunda y la desesperanza.

Estos trastornos depresivos afectan de forma importante la calidad de vida de la persona y obstaculizan su desarrollo.

El trastorno de depresión mayor y el trastorno depresivo persistente son los más característicos de este grupo.

El trastorno de depresión mayor se caracteriza por el desarrollo de síntomas relacionados con la tristeza profunda, el desánimo, fatiga crónica, desinterés, y aislamiento social.

También, estos síntomas afectan de forma importante la rutina habitual de cualquier persona, sus relaciones sociales e impiden el cumplimiento de sus obligaciones.

Cuando una persona presenta estos síntomas durante dos o más semanas, todo el día y todos los días, es muy probable que haya desarrollado este trastorno.

En tal caso, es importante buscar apoyo de un psicólogo clínico, ya que los síntomas del trastorno depresivo pueden incrementar afectando la salud mental y el bienestar.

El trastorno depresivo mayor se diagnostica cuando la persona ha presentado los síntomas relacionados con la depresión, por más de dos años.

También, se han presentado de forma persistente y han afectado su vida de forma importante.

Los trastornos depresivos son muy frecuentes, sabemos que afecta a 280 millones de personas aproximadamente a nivel mundial.

Las investigaciones científicas han demostrado que la depresión se desarrolla debido a la interacción de factores sociales, genéticos y psicológicos.

Por ejemplo, experiencias de vida, enfermedades, desempleo, violencia, soledad, dificultades económicas, problemas familiares, entre otras muchas causas.

Cualquier persona puede superar los trastornos depresivos con ayuda profesional, voluntad y perseverancia.

La terapia cognitivo conductual y el tratamiento farmacológico son dos opciones de ayuda profesional.

La terapia cognitivo conductual, cuenta con tratamientos eficaces que han demostrado sus beneficios en múltiples investigaciones científicas.

Si necesitas ayuda con el tema de los trastornos depresivos, no dudes en contactarnos, te ayudaremos con gusto.

Comparte el contenido

Comments ( 5 )

  • xmc.pl

    Hello there, awesome web site. All of the issues you created on were quite fascinating. I attempted to provide in the RSS feed to my news reader. Thanks

  • Earle Bidell

    Hello there! This post could not be written any better! Looking through this post reminds me of my previous roommate! He constantly kept talking about this. I’ll send this post to him. Fairly certain he will have a very good read. I appreciate you for sharing!

    • Equipo Neuropcion

      Your comment makes us very happy and motivates us to continue writing in order to help.
      We appreciate you sharing our content and visiting our blog.
      We invite you to read us again.
      Greetings.
      Equipo Neuropcion.

  • lchf metoden nackdelar

    Heya i’m for the first time here. I found this board and I to find It really useful; it helped me out much. I’m hoping to provide one thing back and aid others like you helped me.

    • Equipo Neuropcion

      We are glad that the content of our blog is useful.
      We appreciate your comments.
      We invite you to read us again.
      Greetings.
      Equipo Neuropcion.

Leave a Comment

Importante: No se darán informes vía telefónica.No se darán informes vía telefónica.

Para información acerca del programa, favor de enviar correo electrónico a contacto@neuropcion.com o a través del formulario que se encuentra en esta página.