que es la ansiedad

¿Qué es la Ansiedad?

La ansiedad es un tema de estudio e investigación sumamente importante para la psicología clínica.

Diferentes estudios estiman que los trastornos por ansiedad afectan a un 7.3% de la población a nivel mundial.

También se sabe que a nivel mundial es la novena causa de años perdidos por discapacidad.

Los trastornos por ansiedad son más comunes en mujeres entre los 35 y 55 años.

En nuestro país datos publicados en el año 2002 estiman que afecta a un 14.3% de la población.

El trastorno por Ansiedad Generalizada fue incluido por primera vez en el Manual Diagnóstico y Estadístico de la Asociación Psiquiátrica Americana en 1980.

En aquellos años, se planteó como característica principal la preocupación excesiva, tensión motora, hiperactividad, hipervigilancia, entre otras.

La evidencia recopilada en la práctica clínica, así como los diferentes estudios realizados alrededor de este tema han permitido incrementar el conocimiento acerca de este trastorno.

Ahora sabemos que los trastornos comparten características de ansiedad y miedo excesivo, así como alteraciones de la conducta.

Entendiendo la ansiedad.

Sabemos que existe una ansiedad “normal”, positiva, adaptativa, y una ansiedad “anormal” o “trastorno de ansiedad”, que interfiere negativamente en la vida de las personas.

La “ansiedad normal” no se considera un trastorno, ya que su función es una respuesta emocional ante diversas experiencias que puede presentar cualquier persona.

Dicha reacción emocional, se relaciona con preocupación, inquietud, tensión, cautela, activación, etc.

Biológicamente, esta conducta ayuda al organismo y le prepara para actuar eficazmente ante la situación que la ocasiona o la amenaza futura.

Ahora bien, la “ansiedad anormal” o patológica que impide el funcionamiento y afecta la conducta, puede actuar como una fuerza desequilibrante, y causar sufrimiento psicológico.

Cuando estos síntomas afectan el funcionamiento de la persona es necesario iniciar un tratamiento psicológico para eliminar los síntomas.

Trastorno de ansiedad.

El trastorno de ansiedad se diferencia del miedo o la ansiedad propias de la vida por ser excesiva y persistente.

Muchos de los trastornos se desarrollan durante la infancia y si no se tratan pueden persistir ocasionando problemas vitales.

En la actualidad conocemos diferentes trastornos asociados:

  • Trastorno de ansiedad por separación.
  • Mutismo Selectivo.
  • Fobia especifica.
  • Trastorno de ansiedad social (Fobia social).
  • Trastorno de pánico.
  • Agorafobia.
  • Trastorno de Ansiedad Generalizada.
  • Trastorno de ansiedad debido a una enfermedad médica.

En este articulo nos enfocaremos en el trastorno por ansiedad generalizada.

¿Cuáles son las características del trastorno por ansiedad generalizada?

Las características de este trastorno son:

  • Ansiedad.
  • Preocupación excesiva.
  • Miedo.
  • Problemas para controlar la preocupación.
  • Inquietud.
  • Facilidad para fatigarse.
  • Sensación de estar atrapado.
  • Dificultad para concentrarse.
  • Irritabilidad.
  • Tensión muscular.
  • Problemas de sueño.
  • Pensamientos recurrentes.
  • Nerviosismo.
  • Sudoración.
  • Temblor.

Entendiendo la preocupación excesiva:

La preocupación es una cadena de pensamientos e imágenes cargadas de afecto negativo y relativamente incontrolables.

El proceso de la preocupación representa un intento de solución mental de problemas sobre algún tema cuyo resultado es incierto.

También se ha definido como un estado de ánimo orientado hacia el futuro en el que se está dispuesto o preparado para intentar afrontar los acontecimientos negativos venideros.

La intensidad de estos síntomas puede ser excesiva en relación con las preocupaciones.

Las personas con este trastorno se preocupan todos los días algunas veces por circunstancias de vida, responsabilidades, salud, empleo, finanzas, familia, etc.

Las preocupaciones pueden trasladarse de una situación a otra durante el día.

Las preocupaciones suelen ser penetrantes, pronunciadas, y angustiosas, de larga duración.

Los síntomas interfieren en el desarrollo normal de las actividades de la persona.

La preocupación excesiva entorpece la capacidad del individuo para hacer las cosas de manera rápida y eficiente ya sea en casa, en el trabajo o en la escuela.

También la preocupación consume tiempo y energía vital ocasionando un deterioro mayor en la persona.

Debido a este trastorno, pueden aparecer síntomas físicos tales como, temblores, contracciones nerviosas, inestabilidad, mareos, molestias musculares, dolor, sudoración, náuseas, diarrea, sobresaltos.

También está asociada a diferentes afecciones médicas, por ejemplo, síndrome de intestino irritable, dolor de cabeza, gastritis, colitis, ulceras, entre otras.

Los síntomas suelen ser crónicos y fluctuantes durante toda la vida si no se inicia un tratamiento psicoterapéutico.

Entendiendo el miedo.

Un estado emocional relacionado con la ansiedad es el “miedo”

El miedo al igual que la ansiedad, surgen ante una situación de amenaza real o imaginaria, desarrollando un modelo de conducta en el que, junto a reacciones de activación neurofisiológica, hay alteraciones comportamentales externas y estados emocionales desagradables para el sujeto.

Las reacciones de miedo se caracterizan por la adecuación respecto a la situación amenazante y por lo tanto son más bien organizadas e instrumentales en cuanto son un medio para conseguir un fin.

En cambio, en la ansiedad no hay adecuación, ya que se desencadena por indicios de un posible peligro, imprevisible en sus consecuencias.

ansiedad ayuda psicologica
¿Qué es la Ansiedad y cómo me afecta? | Neuropcion Centro Psicológico

¿Miedo y preocupación?

El miedo es una respuesta emocional a una amenaza inminente, real o imaginaria.

El miedo lo asociamos con mecanismos de activación los cuales son necesarios para defendernos o huir de alguna situación.

La ansiedad es una respuesta emocional anticipatoria a una amenaza futura.

Está más asociada con tensión muscular, hipervigilancia en relación con un peligro futuro y comportamientos cautelosos o evitativos.

La preocupación es una cadena de pensamientos e imágenes cargadas de afecto negativo y relativamente incontrolables.

El proceso de la preocupación representa un intento de solución mental de problemas sobre algún tema cuyo resultado es incierto.

Entonces imagínate miedo y preocupación todo junto en nuestra mente.

Evidentemente tiene un efecto en nuestra vida y en nuestro cuerpo se llama aprensión ansiosa.

La aprensión ansiosa es un estado de elevado afecto negativo y sobre activación crónica, sensación de falta de control y centrar la atención sobre estímulos relativos a una amenaza, preocupación.

Estudios científicos han demostrado que las personas con este trastorno no lo son porque carezcan del conocimiento o las aptitudes para resolver problemas.

¿Qué pasaría sí…?

Es la pregunta básica de este trastorno o mejor dicho de la preocupación, aquí comienza el problema.

Por ejemplo, ¿Qué pasaría si no llego a mi cita? ¿Qué pasaría si no pago la tarjeta?

Las personas pueden llegar a considerar la preocupación como parte importante de su personalidad y preguntarse cómo sería su vida sin ella.

Muchas situaciones se escapan a nuestro control, no podemos predecirlas, modificarlas o arreglarlas.

Pero gastamos mucha energía mental en intentar controlarlas, resolverlas y demás.

Eso causa problemas porque el futuro es incierto, impredecible.

Entonces la solución es generar respuestas eficaces, conductas de afrontamiento exitosas, tomar decisiones razonadas.

En resumen:

Este trastorno se caracteriza por la presencia de miedo y preocupación excesivos, generalmente estos son desproporcionados respecto a la situación que los origina, a la situación futura.

La ansiedad es una respuesta fisiológica a un suceso futuro sobre el cual no tenemos control.

Las personas suelen preocuparse todos los días por diferentes situaciones como empleo, familia, relaciones, etc.

La preocupación es una cadena de pensamientos generalmente negativos acerca de un suceso, problema, etc. futuro e incierto.

Los síntomas característicos de este trastorno afectan el funcionamiento eficaz de la persona.

Si tienes problemas relacionados con este trastorno recuerda que puedes acudir a Neuropcion Centro Psicológico, haz una cita con uno de nuestros psicólogos en línea o terapia presencial, contamos con excelentes tratamientos.

Fuentes de consulta:

Asociación Americana de Psicología, “Más allá de la preocupación”, creado mayo 2017, recuperado de: https://www.apa.org/topics/anxiety/preocupacion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Importante: No se darán informes vía telefónica.No se darán informes vía telefónica.

Para información acerca del programa, favor de enviar correo electrónico a contacto@neuropcion.com o a través del formulario que se encuentra en esta página.

Ir arriba