Ataques de Panico

Ataques de Pánico

¿Qué son los Ataques de Pánico?

Los ataques de pánico son un trastorno psicológico.

Su característica principal es el desarrollo de una serie de síntomas relacionados con el miedo y la ansiedad.

En el manual diagnóstico y estadístico de trastornos mentales, se encuentran clasificados dentro del grupo de los trastornos de ansiedad.

En México se tiene evidencia de que del total de trastornos mentales en la población 14.3% corresponde a los trastornos de ansiedad.

También según datos oficiales sabemos que 3.4% de la población que radica en las áreas metropolitanas padece algún tipo de trastorno de ansiedad.

Podcast: Psicología Clínica al día.

Te invitamos a escuchar el contenido de este artículo.

¿Cuáles son los síntomas de los Ataques de Pánico?

Veamos ahora algunos síntomas relacionados con los ataques de pánico.

  • Palpitaciones.
  • Frecuencia cardiaca acelerada.
  • Sudoración.
  • Temblor.
  • Sensación de Ahogo o Asfixia.
  • Dolor o molestias en el tórax.
  • Náuseas.
  • Mareo.
  • Vértigo.
  • Inestabilidad.
  • Desvanecimiento.
  • Escalofríos o sensación de calor.
  • Miedo a perder el control.
  • Miedo a morir.
  • Entumecimiento.
  • Ganas de huir.
  • Dolor de cabeza.
  • Taquicardia.
  • Dolor en el pecho u opresión.
  • Angustia.
  • Ansiedad.

Características de los Ataques de Pánico.

Los síntomas se presentan de forma intempestiva, son de corta duración, pero de gran intensidad.

Se experimentan como una avalancha de malestar físico y emocional.

Lo que se siente es tan intenso, inesperado e inexplicable, que provoca no un simple ataque de miedo, provoca un poderoso ataque de pánico que en definitiva te descoloca.

Esto desencadena de forma inmediata que el cerebro los asocie con peligro de muerte o enfermedades cardiacas.

Recordemos que nuestro cerebro busca explicaciones lógicas, sin importar que sean falsas o verdaderas.

Lo cual de cierta forma explica que se adopten toda una serie de “estrategias” con la finalidad de evitar un nuevo ataque.

Lamentablemente, esto no funciona y termina por empeorar la situación.

Por ejemplo, la persona puede perder la confianza en su capacidad para afrontar las situaciones que considera críticas.

También, la conducta de evitación puede convertirse en un círculo vicioso entre los esfuerzos por evitar las crisis y las reacciones fallidas, ocasionando la formación de una patología cada vez más discapacitante.

De hecho, la persona puede quedar atrapada entre la ansiedad y el miedo psicológico en una lucha constante por evitar que se repitan los ataques.

Si la persona sobreestima la probabilidad de que el ataque de pánico incrementa sus niveles de ansiedad.

Veamos un poco estas estrategias fallidas.

Hacerse acompañar de una persona de confianza casi en todo momento buscando mediante su compañía la protección ante un nuevo episodio.

Automedicación.

Remedios caseros.

Ataques de panico - ayuda psicologica

Los ataques de pánico se relacionan con síntomas de ansiedad y miedo.

La terapia cognitivo conductual cuenta con tratamientos eficaces para superar este trastorno.

Después del primer Ataque de Pánico.

Si has experimentado un primer ataque de pánico probablemente te sientas aterrado, preocupado, espantado y buscas una explicación del episodio.

Posiblemente pienses:

  • Había demasiada gente en aquel lugar.
  • Seguramente se me bajó la presión.
  • ¿Tendré una enfermedad de esas raras que existen actualmente?
  • Seguro es algo relacionado con el corazón.
  • ¿Tendré que ir al médico?
  • ¿Me estaré volviendo loco?
  • Mejor no le platico a nadie.
  • Esto que me pasó está muy raro.

¿Cómo se diagnostican los Ataques de Pánico?

Evidentemente presentar síntomas.

Un criterio para el diagnóstico clínico psicológico es la frecuencia con la que se experimentan los episodios.

Inquietud o preocupación constante relacionada con los ataques.

Adoptar conductas de evitación.

El psicólogo clínico dentro de la evaluación diagnóstica determina si estas crisis son inesperadas.

Suscríbete a nuestro podcast.

POdcast
Psicología Clínica al Día
Podcast neuropcion
Psicología Clínica al Día

Tratamiento Ataques de Pánico:

Ahora veamos las opciones de tratamiento para los ataques de pánico.

Vamos a analizar brevemente dos tratamientos los cuales cuentan con respaldo científico acerca de su efectividad.

Cada uno de ellos tiene ventajas y desventajas, nos limitaremos a explicar brevemente en que consiste cada uno.

Toca al paciente evaluar cada proceso para elegir la opción que cumpla con sus necesidades e intereses.

Tratamiento farmacológico para Ataques de Pánico.

Una opción es el tratamiento farmacológico, para el cual es indispensable acudir con un médico psiquiatra.

El psiquiatra en la primera consulta evaluará los síntomas descritos por el paciente.

Con base en dicha evaluación prescribirá un tratamiento farmacológico.

Informará al paciente la necesidad de acudir a una serie de consultas con la finalidad de evaluar y ajustar la dosis de fármacos.

Es importante considerar que al decidirse por esta opción de tratamiento debe valorarse los efectos secundarios de los medicamentos, así como el costo de las consultas y los medicamentos.

ataques de panico sintomas

Causas de Ataques de Pánico.

Existen muchas causas de ataques de pánico, entre las más comunes podemos encontrar:

  • Experiencias previas.
  • Aprendizaje.
  • Genética.
  • Estrés.

Psicoterapia para Ataques de Pánico.

Una segunda opción es la terapia cognitivo conductual.

El tratamiento para los ataques de pánico consiste en acudir a una serie de sesiones de psicoterapia.

En las primeras sesiones el psicólogo clínico realizará una evaluación y diagnóstico de acuerdo con los síntomas manifestados por el paciente y a la aplicación de herramientas psicológicas.

Elaborará un plan de tratamiento que incluye.

Sesiones de psicoeducación.

Enseñanza y práctica de técnicas psicológicas.

Desarrollo de habilidades.

La terapia cognitivo conductual cuenta con evidencia recopilada por medio de investigaciones científicas acerca de su eficacia.

Ahora veamos algunos consejos prácticos que pueden ayudar a mitigar los síntomas de los ataques de pánico.

¿Cómo controlar Ataques de Pánico?

A continuación, presentamos algunas estrategias básicas para controlar los Ataques de Pánico.

01. Obtener Información:

Buscar información profesional con la intención de entender el fenómeno psicológico que se está experimentando.

Si padeces ataques de pánico, resulta fundamental entender teóricamente lo que te ocurre, así evitarás hacer interpretaciones erróneas que te llevarán a incrementar el malestar emocional, y al desarrollo de patologías discapacitantes como la ansiedad.

02. Practicar ejercicios de respiración:

También, podemos recomendar el entrenamiento en Respiración.

El entrenamiento en respiración es una estrategia de autocontrol utilizada para regular la conducta respiratoria, ya que esta se ve alterada en los estados de ansiedad.

Por ejemplo, hacer ejercicios de respiración de la siguiente forma:

Comenzar, inhalando 3 segundos y exhalando en el mismo tiempo.

Hacer la respiración cada vez más lenta, es decir incrementar el tiempo (hasta donde es posible) en el que se inhala y exhala.

Practicar estos ejercicios a diario hasta adquirir la habilidad de controlar la respiración en momentos de ansiedad

03. Entrenamiento en relajación.

Otra recomendación es la relajación Muscular.

Los ataques de pánico y en general la ansiedad provoca entre otros malestares tensión muscular, por tal motivo, realizar ejercicios de relajación muscular ayudan en gran medida.

La relajación muscular puede hacerse en cualquier momento.

Por ejemplo, sentados cómodamente en una silla, comenzamos por tensar los músculos durante algunos segundos para relajarlos posteriormente.

Puedes hacer estos ejercicios por grupos de músculos, es decir, ambas pantorrillas, luego ambos muslos, luego el abdomen, así cada grupo, primero tensando al máximo y luego relajando.

Enfoca tu atención a la sensación de tensión y posterior relajación de los músculos, así como al proceso de respiración.

No pongas atención en tus pensamientos, déjalos pasar sin reproches, solo déjalos pasar y enfoca tu atención en tu respiración y el trabajo en los músculos.

Practica cada día este ejercicio, recuerda a mayor práctica mayor beneficio.

04. No precipitarse.

Evita las interpretaciones.

Recuerda, el hacer interpretaciones erróneas acerca de lo que está sucediendo te llevará a la activación de conductas inapropiadas para mantener el control de la situación e incrementará tus niveles de ansiedad.

Evita asociar los ataques de pánico con lugares, situaciones o circunstancias y trabaja en reforzar tu estado emocional.

05. Mantener la calma.

Recuerda que el malestar es pasajero.

Ten presente en todo momento que las crisis de pánico son pasajeras.

Que pueden o no originarse debido a estímulos externos.

Que no estás sufriendo un paro cardiaco, tampoco está en peligro tu vida.

No olvides que estos consejos no sustituyen la eficacia de un proceso psicoterapéutico, son herramientas básicas de apoyo.

Recuerda que la mejor recomendación que te podemos hacer es acudir con un psicólogo clínico para que pueda realizar un diagnóstico profesional de lo que está ocurriendo.

En resumen:

Hemos visto que los ataques de pánico son un conjunto de síntomas físicos y psicológicos, provocan malestar intenso y se presentan de forma inesperada.

Los síntomas relacionados con un Ataque de Pánico se pueden presentar debido a la exposición directa a un evento o estímulo que los desencadena.

También, pueden aparecer sin una causa aparente.

Son una avalancha de síntomas físicos y psicológicos desagradables relacionados con la ansiedad y el miedo que se presentan de forma súbita.

Los síntomas son de corta duración, pero de gran intensidad.

Las personas que sufren este tipo de ataques suelen interpretarlos de forma catastrófica asociándolos con:

Reacciones de emergencia.

Peligro de muerte.

Enfermedades Cardiacas.

La persona suele hacer interpretaciones erróneas de aquello que provoca los ataques de pánico, de estas interpretaciones erróneas busca soluciones que no solucionan el padecimiento.

La persona que los padece suele sentir incremento en la frecuencia cardiaca, sudoración, miedo, pérdida de control, dolor abdominal, ganas de huir, etc.

Están relacionados con procesos de ansiedad, miedo, estrés.

Recuerda que los trastornos psicológicos deben atenderse de forma profesional.

Es importante buscar ayuda profesional ya que de no hacerlo corremos el riesgo de que los síntomas incrementen.

No debemos olvidar que muchos trastornos pueden llegar a ser incapacitantes.

Preguntas Frecuentes:

¿Cómo controlar los Ataques de Pánico?

Citas con psicologos

Para controlar los ataques de pánico se pueden adoptar las siguientes estrategias:
1. Control de la respiración.
2. Entrenamiento en relajación muscular.
3. Mantener el control.
4. Hay que recordar que es un malestar pasajero.

¿Porque dan Ataques de Pánico?

Citas con psicologos

Los ataques de pánico pueden estar relacionados con:
1. Experiencias previas.
2. Aprendizaje.
3. Estrés.
4. Genética.
5. Factores sociales.

Contenido Relacionado.

Terapia Adultos.
Terapia LGBT.
¿Qué es la Ansiedad?

Fuente de Consulta.

McNally, R. J. (1996). Nuevos desarrollos en el tratamiento del trastorno de pánico. Revista de Psicopatología y Psicología Clínica, 1(2), 91-103. Recuperado: http://revistas.uned.es/index.php/RPPC/article/view/3812

Moreno-Fernández, I. M., Gómez-Espejo, V., Olmedilla-Caballero, B., Ramos-Pastrana, L. M., Ortega-Toro, E., & Olmedilla-Zafra, A. (1991). Eficacia terapéutica de los psicofármacos y de la exposición en el tratamiento de la agorafobia/trastorno de pánico. Una revisión. Clínica y Salud2(3), 243. Recuperado: on line.

Comparte este contenido.

Si te ha gustado el contenido de este artículo, tienes dudas, sugerencias o comentarios te invitamos a escribirlos en la sección que se encuentra al final de la página, estaremos al pendiente para responder.

Leave a Comment