¿Qué es la personalidad antisocial?

personalidad antisocial

¿Qué es la personalidad antisocial?

La Personalidad Antisocial.

La personalidad Antisocial se caracteriza por la necesidad de independencia, la desconfianza, la falta de empatía, ausencia de culpa y dificultad para adaptarse a las normas sociales.

Aunque muchas personas tienen rasgos de personalidad antisocial no por ese hecho, padecen de trastorno de la personalidad antisocial.

La personalidad antisocial se caracteriza por el inconformismo, son personas que suelen ser innovadoras y desconfiadas.

Estas personas que no dudan en asumir cualquier tipo de riesgo para alcanzar sus metas legales o ilegales.

Las personas con personalidad antisocial buscan desafíos, retos, les atrae lo prohibido y no temen tener problemas con la ley.

No se adaptan o cumplen las normas sociales y suelen cometer actos ilegales sin ningún tipo de remordimiento.

Cabe aclarar que no todas las personas con este tipo de personalidad son delincuentes o buscadores de placeres prohibidos, conocemos muchas personas sumamente exitosas que no poseen esta característica.

La personalidad antisocial también se caracteriza por ser personas ambiciosas, les atrae el poder, el dinero, sabemos que sus deseos y ambiciones son insaciables, ya que son inconformistas.

Si pueden conseguir algún beneficio no dudan ni por un momento en usar o abusar de las personas con la finalidad de conseguirlo se valen de engaños, mentiras y estafas.

De hecho, piensan que la sociedad está totalmente descompuesta y con ese pensamiento justifican sus acciones abusivas e ilegales hacia los demás.

Son envidiosos con los bienes de otras personas y se encuentran en una búsqueda continua de incrementar su nivel de bienestar material el cual piensan que se les ha arrebatado.

La personalidad antisocial se caracteriza también por ser personas completamente intolerantes al aburrimiento, la rutina, las normas y las responsabilidades.

Pueden comportarse de forma violenta o agresiva y les molesta la gente que consideran mediocre o cobarde.

Son personas dominantes, se mantienen permanentemente en actitud de defensa o ataque con las demás personas.

De hecho, se comportan hipervigilantes de su entorno y suelen interpretar las conductas ajenas como ataques directos a su persona con lo cual justifican sus actos antisociales.

Tienen muy baja o nula tolerancia a la frustración, todo lo que desean lo quieren de forma inmediata lo que los lleva a comportarse de forma imprudente sin temor a las consecuencias.

Actúan de forma completamente impulsiva, son ofensivos con las personas y terminan culpando a los demás por su forma de comportarse y así justifican sus actitudes agresivas.

No temen transgredir las normas sociales, no poseen ningún tipo de límite interno o externo prefieren vivir al día y evitan cualquier atadura en su vida.

Creen que las leyes solamente se aplican para los demás y que ellos no tienen por qué cumplirlas.

Se comportan de forma irresponsable, se les dificulta cumplir los compromisos con su familia, trabajo o con la sociedad.

Piensan que merecen obtener todo lo que desean y no dudan en aprovecharse de las personas para conseguirlo.

Se comportan arrogantes e irrespetuosos, pero cuando quieren conseguir algún beneficio pueden comportarse dulces y cariñosos con la persona.

Son insensibles con las necesidades de las personas por eso pueden abusar fácilmente de ellas para conseguir beneficios.

Les agrada correr riesgos, son desconfiados y escépticos.

No se preocupan por su seguridad o la de los demás por eso actúan de forma imprudente e impulsiva.

No tienen remordimientos cuando abusan, dañan o maltratan a cualquier persona mostrándose indiferentes al sufrimiento ajeno.

Mienten repetidamente para conseguir lo que quieren incluso lo pueden hacer por placer.

Buscan cambios constantes, desafíos, retos, gratificaciones sin importar como conseguirlo

Se muestran como personas con excesiva autoconfianza, se ven a sí mismos como personas especiales y poco convencionales.

En terapia psicológica es posible transformar este trastorno de la personalidad, posiblemente quieras iniciar un tratamiento para mejorar tu calidad de vida.

Contamos con psicólogos en línea y también puedes acudir personalmente a nuestra clínica psicológica,

Leave a Comment