¿Qué son los Ataques de Pánico?

Ataques de Panico

¿Qué son los Ataques de Pánico?

¿Qué son los Ataques de Pánico?


Los ataques de pánico son una serie de síntomas relacionados con el miedo y la ansiedad que se presentan de forma súbita.

De hecho, son de corta duración, pero de gran intensidad provocando que la persona asocie esta avalancha de malestar con peligro de muerte o enfermedades cardiacas entre otras.

Los síntomas se experimentan con tanta intensidad que la persona adopta toda una serie de estrategias con la finalidad de evitar un nuevo ataque.

Por lo regular de forma errónea las personas los asocian con los lugares, momentos o situaciones en donde los experimentan.

Si has experimentado un primer ataque de pánico probablemente te sientas aterrado, preocupado, espantado y te encuentres buscando la causa de aquel episodio.

Seguramente deseas evitar a toda costa regresar a aquel lugar en donde experimentaste aquel episodio lo cual significa que has asociado el lugar con el ataque de pánico.

Recuerdas con frecuencia aquel episodio y sientes miedo, posiblemente no has encontrado aún una explicación lógica que te deje tranquilo.

Ya has asociado aquella experiencia con todo lo que puedes recordar de aquel momento.

Posiblemente había demasiada gente en el transporte público aquel día, seguramente se me bajó la presión o tengo una enfermedad de esas raras que existen actualmente. ¿Me estaré volviendo loco?

El asociarlos con situaciones externas es una de las causas de que se intensifiquen en frecuencia los Ataques de Pánico.

¿Cómo identificar los Ataques de Pánico?


Los ataques de pánico son un conjunto de síntomas físicos y psicológicos que provocan malestar intenso en la persona, se presentan de forma inesperada.

Los síntomas relacionados con un Ataque de Pánico se pueden presentar debido a la exposición directa a un evento o estímulo que los desencadena o pueden aparecer sin una causa aparente.

Las personas que sufren este tipo de ataques al presentarse de manera inesperada suelen interpretarlos de forma catastrófica asociándolos con:

  • Reacciones de emergencia.
  • Peligro de muerte.
  • Enfermedad Cardiaca.

Los ataques de pánico suelen experimentarse en lugares públicos haciendo que la persona relacione dichos lugares con las causas que desencadenaron la crisis.

Al interpretar de esta forma la crisis la persona comienza a evitar los lugares públicos en donde se experimentó.

Es así como los ataques de pánico se pueden convertir en trastornos psicológicos de mayor gravedad.

La persona comienza a sufrir de ansiedad anticipatoria al querer evitar los lugares en donde se presentó el Ataque de Ansiedad, sobreestimando la probabilidad de que este se repita.

La persona suele quedar atrapada entre la ansiedad y el miedo psicológico en su lucha por evitar que se repitan los ataques de pánico.

Comienza a usar una serie de medidas desesperadas entre las que se encuentran: evitar a toda costa los lugares en donde le han ocurrido las crisis, automedicación, remedios caseros y muchos más.

Esta conducta suele convertirse en un círculo vicioso entre los esfuerzos por evitar las crisis y las reacciones fallidas ocasionando la formación de una patología cada vez más discapacitante.

Ataques de panico - ayuda psicologica

Los ataques de pánico se relacionan con síntomas de ansiedad y miedo.

La terapia cognitivo conductual cuenta con tratamientos eficaces para superar este trastorno.

¿Cuáles son las consecuencias de los Ataques de Pánico?


La persona suele hacer interpretaciones erróneas de aquello que provoca los ataques de pánico, de estas interpretaciones erróneas busca soluciones que no solucionan el padecimiento.

Esta conducta provoca que la persona pierda la confianza en su capacidad para afrontar las situaciones que considera críticas y comienza a delegar esta capacidad en otras personas buscando mediante su compañía la protección ante un nuevo episodio.

descubre que son los ataques de pánico

5 consejos para solucionar los Ataques de Pánico.

Obtener Información:


Buscar información profesional con la intención de entender el fenómeno psicológico que se está experimentando.

Si padeces ataques de pánico resulta fundamental entender teóricamente lo que te ocurre así evitaras hacer interpretaciones erróneas que te llevarán a incrementar el malestar emocional y al desarrollo de patologías “discapacitantes”.

Entrenamiento en Respiración.

El entrenamiento en respiración es una estrategia de autocontrol utilizada para regular la conducta respiratoria, ya que esta se ve alterada en los estados de ansiedad.

Hacer ejercicios de respiración comenzando, inhalando 3 segundos y exhalando en el mismo tiempo.

Hacer la respiración cada vez más lenta.

Practicar estos ejercicios.

Relajación Muscular.


Los ataques de pánico y en general la ansiedad provoca tensión muscular por tal motivo realizar ejercicios de relajación muscular ayudan en gran medida.

La relajación muscular puede hacerse en cualquier momento, sentados comenzamos por tensar los músculos durante algunos segundos para relajarlos posteriormente.

Puedes hacer estos ejercicios por grupos de músculos, es decir, ambas pantorrillas, luego ambos muslos, luego el abdomen, así cada grupo, primero tensando al máximo y luego relajando.

Enfoca tu atención a la sensación de tensión y posterior relajación de los músculos, así como al proceso de respiración.

No pongas atención en tus pensamientos, déjalos pasar sin reproches, solo déjalos pasar y enfoca tu atención en tu respiración y el trabajo en los músculos.

Practica cada día este ejercicio, recuerda a mayor práctica mayor beneficios.

Evita las interpretaciones.


Recuerda que el hacer interpretaciones erróneas acerca de lo que está sucediendo te llevará a la activación de conductas inapropiadas para mantener el control de la situación.

Evita asociar los ataques de pánico con lugares, situaciones o circunstancias y trabaja en reforzar tu estado emocional.

El malestar es pasajero.
Ten presente en todo momento que las crisis de pánico son pasajeras, que pueden o no originarse debido a estímulos externos, que no estás sufriendo un paro cardiaco ni está en peligro tu vida.

No olvides que estos consejos no sustituyen la eficacia de un proceso psicoterapéutico, son herramientas básicas para ayudarte.

Recuerda que la mejor recomendación que te podemos hacer es acudir con un psicólogo clínico para que pueda realizar un diagnóstico profesional de lo que está ocurriendo.

Resumen:

Los ataques de pánico son una avalancha de síntomas físicos y psicológicos desagradables relacionados con la ansiedad y el miedo que se presentan de forma súbita.

Los síntomas son de corta duración, pero de gran intensidad.

De hecho, suelen interpretarse de forma catastrófica lo cual los intensifica.

La persona que los padece suele sentir incremento en la frecuencia cardiaca, sudoración, miedo, pérdida de control, dolor abdominal, ganas de huir, etc.

Están relacionados con procesos de ansiedad, miedo, estrés y deben ser atendidos en terapia psicológica presencial o en terapia en línea.

Leave a Comment