duelo psicológico

Duelo psicológico 4 tareas para superarlo

¿Qué es el duelo o duelo psicológico?

 

Cuando sufrimos una pérdida significativa, experimentamos una serie de reacciones psicológicas, emocionales y conductuales.

Todas estas reacciones son consideradas como normales y hasta esperables.

De hecho, al conjunto de reacciones provocadas por una pérdida significativa, las conocemos como Duelo o duelo psicológico.

Entonces, el duelo psicológico es considerado como una reacción normal ante una pérdida.

Para experimentar el proceso de duelo es necesario que el objeto, persona, animal, etc. tenga un valor significativo en la vida de la persona.

En otras palabras, no cualquier pérdida ocasionará en la persona el inicio de un proceso de duelo psicológico.

Veamos algunos ejemplos de pérdidas que comúnmente desencadenan el proceso de duelo:

  • Muerte de un ser querido. 

  • Separación, termino o divorcio de una pareja o relación.

  • Muerte o pérdida de una mascota.

  • Pérdida del empleo.

El proceso de duelo en sí mismo no es etiquetado como un trastorno psicológico al ser considerado una reacción emocional normal y esperable ante una pérdida.

Por lo general las personas no suelen buscar ayuda de un psicólogo ante un proceso de duelo.

En todo caso, sabemos por nuestra experiencia en la práctica clínica que solo algunas personas acuden a psicoterapia semanas después de haber iniciado su proceso de duelo psicológico.

Algunas veces debido a que se sienten superadas por el dolor, la necesidad de entender el proceso que enfrentan, la necesidad de hablar acerca de sus sentimientos y de sus experiencias, las motiva a buscar ayuda profesional.

Lo cierto es que, a pesar de no considerarse fundamental para superar el proceso de duelo considerado como normal, la ayuda psicológica en procesos de duelo aporta importantes beneficios.

Manifestaciones del duelo o duelo psicológico.

Cuando una persona atraviesa por un proceso de duelo psicológico experimenta una serie de reacciones físicas y emocionales, por ejemplo:

Reacciones emocionales en el duelo psicológico:

  • Tristeza.
  • Enfado.
  • Culpa y autorreproche.
  • Ansiedad.
  • Soledad.
  • Fatiga.
  • Impotencia.
  • Shock.
  • Anhelo.
Duelo complicado o patológico.
Cuando la persona no consigue superar la pérdida, parece estar estancada en el recuerdo, experimenta estado depresivo.

Reacciones físicas en el duelo psicológico:

  • Vacío en el estómago.
  • Opresión en el pecho.
  • Opresión en la garganta.
  • Hipersensibilidad al ruido.
  • Falta de aire.
  • Debilidad muscular.
  • Falta de energía.
  • Sequedad de boca.

MIndfulness.

Resultados de diferentes estudios realizados con personas en proceso de duelo psicológico.

Demostraron que el uso de técnicas como Mindfulness para intervención en caso de procesos de duelo aporta importantes beneficios y resultados positivos a los pacientes.

duelo

Duelo psicológico ante la muerte de un ser querido.

 

Enfrentarse a la muerte de un ser querido es una experiencia que puede causar un dolor profundo, además de estados de tristeza y depresión.

La forma en que reaccionamos ante la muerte un ser querido es diferente para cada persona.

Al recibir una noticia de este tipo, algunas personas entran en estado de shock, se quedan inmóviles, se desconectan, pierden por un momento la conciencia.

También es posible experimentar inseguridad, incredulidad, tristeza, dolor, enojo, sensación de vacío, dificultad para respirar, por mencionar algunos.

Tal vez el principal obstáculo que nos impide comprender la muerte es que nuestro inconsciente es incapaz de aceptar que nuestra existencia deba terminar.– Elisabeth Kübler-Ross, La rueda de la vida.

Lo que casi todos enfrentamos y debemos superar posteriormente a este tipo de eventos es un caos emocional que parece no tener pies ni cabeza.

Es entonces que entramos en lo que conocemos como “proceso de duelo”, que puede durar unas semanas, un par de meses o incluso años.

La duración e intensidad del proceso de duelo puede estar relacionada con el valor o significado que en nuestra vida tiene la persona fallecida.

También la evidencia científica con la que contamos hoy en día relaciona la duración e intensidad del duelo con experiencias previas y estado de salud mental.

ayuda psicólogo duelo

¿Duelo complicado?

Te podemos ayudar.

Deja que nuestro equipo de psicólogos clínicos experimentados te ayude a superar este momento difícil.

Recupera tu vida y bienestar.

Información.

Etapas del duelo.

Las etapas del duelo psicológico fueron documentadas por la dra. Elisabeth Kübler Ross quien dedicó gran parte de su vida al apoyo de personas con enfermedades en etapa terminal.

  • Negación.

     

  • Ira.

     

  • Negociación.

  • Depresión.

  • Aceptación.

Existe la creencia de que las personas experimentarán estas 5 etapas a lo largo de su proceso de duelo.

Es importante conocer que no representan un proceso lineal que deba cumplirse de la etapa uno a la cinco.

De hecho, recientes investigaciones sugieren que no todas las personas en proceso de duelo psicológico las experimentan o solo experimentan algunas.

duelo psicológico

Duelo complicado.

  • Reacciones emocionales intensas que impiden el funcionamiento habitual.
  • Aislamiento.
  • Abandono del cuidado personal.
  • Abuso de sustancias.
  • Abuso de medicinas.

Las 4 tareas fundamentales en el duelo.

 

El duelo es un proceso que debemos afrontar para lograr reestablecer el equilibrio psicológico en nuestra vida después de la muerte de un ser querido.

Durante este proceso, hay ciertas tareas que debemos realizar para poder superar el estado emocional alterado en el que nos encontramos.

  • Aceptar la realidad de la pérdida.

  • Trabajar las emociones y el dolor.

     

  • Adaptarse a un medio en el que la persona está ausente.

     

  • Recolocar emocionalmente al fallecido y continuar viviendo.

Aceptar la realidad de la pérdida implica admitir plenamente que la persona ha fallecido y no volverá.

Para algunas personas es difícil admitir esta realidad y permanecen bloqueadas.

Reconocer esta realidad lleva tiempo, implica no sólo la aceptación intelectual sino también la emocional.

Trabajar las emociones y el dolor de la pérdida incluye el dolor físico, el dolor emocional y el conductual asociado a la experiencia de muerte.

Si la persona bloquea sus sentimientos y evita los pensamientos dolorosos, entorpece el proceso de duelo.

En otras palabras, es fundamental permitirnos llorar nuestra pérdida, no bloquear los recuerdos o pensamientos, estar tristes o enojados, etc.

Destinar tiempo para esta tarea es fundamental.

Duelo por la pérdida de un hijo.

Generalmente se acepta que el duelo por la pérdida de un hijo es un proceso que no concluye.

Aunque las personas se adaptan y continúan con sus vidas.

Las actividades recreativas son benéficas en estos casos.

duelo complicado investigaciones

Adaptarse a la ausencia de la persona implica muchas veces aprender a vivir en soledad, educar a los hijos sin ayuda, enfrentarse a una casa vacía, etc.

Muchas veces tenemos que cumplir con los roles del fallecido, lo cual puede llevarnos a fracasar en un principio y provocarnos una sensación de baja autoestima.

Este fracaso también puede ocasionar que las personas se perciban a sí mismas como inútiles, inadecuadas o incompetentes.

La persona necesita buscar un nuevo significado a su vida, hacer los cambios necesarios y así recuperar cierto control.

Cuando se trata de muertes súbitas y prematuras muchas personas no encuentran una respuesta clara a la forma en cómo deben sobreponerse.

No adaptarse a la pérdida implica que la persona se encuentra en una lucha contra sí misma fomentando su impotencia, no desarrollando las habilidades de afrontamiento necesarias o aislándose del mundo.

Ayuda psicológica.
La ayuda psicológica para las personas que enfrentan un proceso de duelo psicológico, proporciona herramientas que permiten afrontar esta experiencia además de desarrollar resiliencia.

Recolocar emocionalmente al fallecido y continuar viviendo.

Fomentar la disponibilidad para iniciar nuevas relaciones.

Esto depende no de “renunciar” en su caso al cónyuge muerto, necesitamos encontrarle un lugar apropiado en la vida psicológica, un lugar sin duda importante pero que deja espacio para los demás.

Mantener el apego al pasado en vez de fomentar nuevas relaciones dificulta superar el trauma.

Algunas personas encuentran la pérdida tan dolorosa que hacen un pacto consigo mismos de no volver a querer nunca más.

Podemos decir que el duelo se da por concluido cuando se ha conseguido establecer una nueva relación con el difunto. cuando recuperamos el interés por la vida, nos sentimos más esperanzados, cuando experimentamos gratificación y nos adaptamos a nuevos roles.

También somos capaces de pensar en el fallecido sin dolor. Siempre habrá una sensación de tristeza, pero, no nos sacude como en un inicio.

Podemos pensar en el fallecido sin manifestaciones físicas como llanto intenso o sensación de opresión en el pecho.

El duelo acaba cuando podemos dirigir nuestras emociones en la vida y en los vivos.

Deja tus comentarios, dudas o sugerencias, ayúdanos a informar a más personas compartiendo este contenido.

Artículos relacionados.

Duelo psicológico – Fuentes de consulta:

Asociación Americana de Psicología, enero 2020, “Grief: Coping with the loss of your loved one”, recuperado 01 octubre 2021, https://www.apa.org/topics/families/grief

Dorado, L., Revisión sistemática sobre la aplicación de mindfulness en procesos de duelo, 2021, recuperado de: http://riull.ull.es/xmlui/handle/915/23432 1-oct-2021.

Leave a Comment