¿Qué es el trastorno de la personalidad?

trastorno de la personalidad

¿Qué es el trastorno de la personalidad?

¿Qué es el trastorno de la personalidad?

Antes de entrar de lleno al tema de trastorno de la personalidad vamos a repasar unos conceptos que son muy importantes y suelen confundirse.

¿Qué es el carácter?

El carácter de una persona describe su comportamiento, es decir, de qué forma cumple con las reglas y costumbres sociales.

Entonces, hablamos de buen o mal carácter según la forma en que respondemos ante una situación.

Resultados de estudios científicos han demostrado que los rasgos de carácter de una persona adulta son muy similares a los que tenía en la etapa infantil.

Por ejemplo, el caso del jefe que grita y se encoleriza por cualquier situación.

¿A poco no piensas?

Este cuate tiene muy mal carácter.

¿Qué es el temperamento?

El temperamento es lo hereditario, lo biológico, lo genético y determina la forma en que interactuamos con el entorno.

Hace más referencia al estado de ánimo habitual de la persona, a su intensidad y periodicidad.

Por ejemplo, una persona que pasa fácilmente de la alegría al enojo es muy sensible ante las críticas, inteligente, solitario, etc. bueno pues ese es su temperamento.

¿Qué es la personalidad?

Ahora bien, la personalidad es el conjunto de características psíquicas y comportamentales, que se expresan en todas las áreas del funcionamiento de un ser humano.

Surge de la mezcla de elementos biológicos, de aprendizaje e interacción social,

La personalidad es lo que caracteriza a un individuo en su forma de sentir, percibir, pensar y comportarse.

Cada personalidad es única, propia y distinta a la de los demás.

¿Qué es un rasgo de la personalidad?

Por otro lado, un rasgo de la personalidad es un patrón duradero de comportamiento que se expresa a lo largo del tiempo y en distintas situaciones.

Los rasgos de la personalidad pueden apreciarse en muchos momentos de vida, de las experiencias propias, de las circunstancias y de un entorno social determinado.

Veamos ahora 5 rasgos de la personalidad.

Extraversión – Introversión. Es la preferencia de la persona por estar solo o acompañado, la facilidad para experimentar emociones positivas o tener entusiasmo y energía.

Ejemplos de extraversión: Personas habladoras, asertivas, enérgicas, sociables o entusiastas.

Ejemplos de Introversión: Personas quietas, reservadas, silenciosas, tímidas y solitarias.

Amabilidad – Oposicionismo. Se refiere a la interacción social y a las respuestas que se ofrecen a los demás.

Ejemplos de amabilidad: Simpatía, la generosidad, la fidelidad, la gentileza o la colaboración.

Ejemplos de Oposicionismo: Ser frío, poco amigable, cruel, rígido y desagradecido.

Responsabilidad – Falta de responsabilidad: Refleja el grado de organización, persistencia, control y motivación en la conducta dirigida a objetivos, y trata esencialmente de la forma en que las personas llevan a cabo las tareas.

Ejemplos de responsabilidad: Pulcritud, la organización, la precisión, la cautela, la eficiencia o el cuidado.

Ejemplos de falta de responsabilidad: Personas dejadas, desordenadas, irresponsables.

Estabilidad emocional – Neuroticismo: Está relacionado con la vida emocional.

Ejemplos de estabilidad emocional: Personas estables, calmadas, tranquilas y poco emotivas.

Ejemplos de neuroticismo: Personas con tendencia a la ansiedad, la preocupación, el malhumor, el temor, la emotividad, la inestabilidad o la tensión.

Apertura a la experiencia – Cierre ante la experiencia. Hace referencia a la búsqueda de experiencias y al placer por lo desconocido y su experimentación.

Ejemplos de apertura a la experiencia: Personas con amplios intereses, originales, curiosos, inventivos, ocurrentes, ingeniosos, perspicaces, imaginativos o sofisticados.

Ejemplos de cierre ante la experiencia: Personas convencionales en sus creencias y actitudes, conservadores en sus gustos, dogmáticos y rígidos en sus creencias, de intereses limitados y poco emotivos.

¿Qué es el trastorno de la personalidad? | Neuropcion Centro Psicológico

¿Qué es un trastorno de la personalidad?

Ahora si veamos trastorno de la personalidad, cuando una persona posee rasgos de la personalidad inflexibles que le ocasionan una mala adaptación, malestar, carencias o problemas en su funcionamiento respecto a sí mismo o a su entorno social, podemos afirmar que se producirá un trastorno de personalidad.

Hablamos de un trastorno de la personalidad cuando se presentan rasgos tales como introversión, oposicionismo, falta de responsabilidad, etc. que influyen negativamente en la forma de pensar, sentir y actuar, son estables en el tiempo, persistentes e inflexibles.

De hecho, estos rasgos impiden a la persona responder en forma positiva ante las situaciones diarias.

El trastorno de la personalidad se intensifica cuando, la persona no considera sus patrones de conducta como inadaptados.

El impacto del trastorno de la personalidad generalmente afecta no solo a la persona, también afecta a la familia.

El trastorno de la personalidad no es una enfermedad médica, ya que no es estático, van cambiando y afectando la estructura de la persona a medida que transcurre el tiempo.

Clasificación del trastorno de la personalidad.

Grupo A (raros-excéntricos) Incluye el trastorno paranoide, esquizoide y esquizotípico de la personalidad.

Grupo B (dramáticos – emotivos) Incluye el trastorno antisocial, límite, histriónico y narcisista de la personalidad.

Grupo C (Ansiosos -temerosos) Incluye el trastorno evitativo, dependiente y obsesivo compulsivo de la personalidad.

Recuerda que la terapia psicológica es una oportunidad para transformar la vida de cualquier persona.

Si tienes algún problema, puedes contar con la ayuda de nuestros psicólogos en línea o acudir a nuestra clínica psicológica, estaremos encantados de verte en nuestras instalaciones.

Hasta aquí dejaremos este post, si te ha gustado, te ha servido el contenido déjanos un comentario en la caja, ¡compártelo!

Leave a Comment