comunicación no verbal en las habilidades sociales

comunicación no verbal en las habilidades sociales

En este articulo analizaremos la influencia de la comunicación no verbal en las habilidades sociales, revisaremos los elementos conductuales.

Las habilidades sociales son conductas aprendidas, nos permiten actuar según nuestros intereses, defendernos sin experimentar ansiedad, expresar cómodamente sentimientos honestos y ejercer derechos sin negar los de los demás.

Se integran por tres dimensiones básicas:

  • Dimensión conductual.
  • Dimensión cognitiva.
  • Dimensión situacional.

La dimensión conductual hace referencia a las respuestas o habilidades.

Estas respuestas se componen de diferentes elementos:

  • Elementos no verbales o comunicación no verbal.
  • Elementos paralingüísticos.
  • Elementos verbales.
  • Elementos mixtos.

En este articulo nos ocuparemos de revisar los elementos no verbales o la comunicación no verbal.

Resultados de diferentes investigaciones han demostrado que las señales visuales son interpretadas de manera más confiable y precisa que las señales auditivas.

La torpeza en dominar habilidades sociales muchas veces se debe a la ineptitud en el manejo de la conducta no verbal.

Por ejemplo, iniciar y mantener una conversación es una habilidad social en el que intervienen elementos de la comunicación no verbal; la mirada, expresión facial, gestos, postura corporal, por mencionar algunos.

Veamos entonces los elementos de la comunicación no verbal que influyen en las habilidades sociales más comunes:

Entrenamiento en habilidades sociales.

Mejora tus habilidades sociales, comunicación no verbal, elementos lingüísticos y cognitivos con la ayuda de nuestros psicólogos clínicos.

1. la mirada.

La mirada es un elemento conductual de la comunicación no verbal de las habilidades sociales y suele ser fundamental en la evaluación.

Muchas interacciones con los demás dependen de miradas recíprocas.

Podemos entender la mirada como el acto de mirar a otra persona en o entre los ojos o en la mitad superior de la cara.

La mirada mutua implica que se ha hecho contacto ocular con otra persona.

Indica que estamos atentos, su función principal es abrir y cerrar los canales de comunicación, así como manejar los turnos de palabra.

El contacto ocular hace que comience una interacción durante la cual el que escucha mira al que habla cuya mirada puede desviarse mientras habla.

La persona que habla busca la mirada del que escucha para asegurar que el que escucha está atento y también para indicarle su turno de palabra.

Frecuentemente cuando la persona que escucha mira más produce más respuesta por parte de la que habla y si la persona que habla mira más se interpreta como persuasiva y segura.

Pero, una duración o una desviación excesiva de la mirada pueden constituir conductas desadaptativas en la comunicación con los demás.

Prestar demasiada atención a otra persona supone cierta implicación o deseo de implicarse con el otro.

Sin embargo, la ausencia de atención visual se interpreta como desinterés o pocas ganas de implicarse con la otra persona.

De tal suerte que la cantidad y tipo de mirada comunican actitudes interpersonales.

La mirada fija, intensa indica sentimientos activos de una manera amistosa, hostil o temerosa mientras que desviar la mirada indica timidez, superioridad, o sumisión.

Por lo general la persona que mira más es vista como más agradable pero la mirada fija de forma extrema es vista como hostil y dominante.

La gente mira más a aquellas personas que le agradan.

En sentido contrario, dejar de mirar primero es señal de sumisión, vergüenza, deseo de querer evitar el contacto, nerviosismo, falta de confianza.

Las personas que miran menos o desvían la mirada, por lo general son descritos como sumisos sensibles a la defensiva cautelosos e inmaduros.

Las personas miramos más en las siguientes situaciones:

  • Se está físicamente lejos del compañero.
  • Se habla de temas triviales o impersonales.
  • No hay nada más que mirar.
  • Se está interesado en las reacciones del interlocutor es decir se está implicado interpersonalmente.
  • Se tiene interés en el compañero es decir nos gusta o le queremos.
  • Se posee un estatus superior al compañero.
  • Se pertenece a una cultura que enfatiza el contacto visual en la interacción.
  • Se es extravertido.
  • Se tienen grandes necesidades de afiliación o de inclusión.
  • Se es dependiente del compañero y éste ha sido indiferente.
  • Se está escuchando en vez de hablando.

En sentido contrario, podemos esperar menos mirada fija o recíproca en siguientes situaciones:

  • Se está físicamente cerca.
  • Se discuten temas difíciles cuestiones íntimas.
  • Hay otros objetos personas o elementos pertinentes del fondo a los que podemos mirar.
  • No se tiene interés en el compañero es decir no nos cae bien.
  • Se tiene la autopercepción de poseer un estatus más elevado que el interlocutor.
  • Se es introvertido.
  • Se tienen pocas necesidades de afiliación o inclusión.
  • Se está confundido avergonzado apenado ansioso triste en situación de sumisión o se trata de ocultar algo.

2. La expresión facial.

La expresión facial es un componente de la comunicación no verbal y es fundamental en la interacción social humana

Muestra el estado emocional del otro, aunque éste puede tratar de ocultarlo.

Proporciona retroalimentación acerca de la comprensión, sorpresa, o conformidad respecto a lo que se está diciendo.

Indica también actitudes hacia los demás.

Puede funcionar modificando o comentando lo que se está diciendo o haciendo al mismo tiempo.

Los cambios en la expresión facial demuestran lo que la persona está sintiendo, estos cambios suelen ser tan veloces que pasan inadvertidos.

Esto es porque las personas estamos entrenadas desde pequeños para ocultar nuestros sentimientos.

Pero si prestamos atención podemos detectar estos cambios o micro expresiones, por ejemplo:

Los movimientos de las cejas proporcionan información:

  • Completamente elevadas podemos interpretarlo como incredulidad.
  • Medio elevadas podemos interpretarlo como sorpresa.
  • Posición normal podemos interpretarlo como que no hay comentarios.
  • Medio fruncidas podemos interpretarlo como confusión.
  • Completamente fruncidas podemos interpretarlo como enfado.

El área en torno a la boca también contribuye a la interpretación variando según si está hacia arriba como expresión de grado o hacia abajo como expresión de desagrado.

Las conductas socialmente habilidosas requieren una expresión facial que esté de acuerdo con el mensaje.

Si una persona tiene una expresión facial de miedo o enfado mientras intenta iniciar una conversación con alguien probablemente no tendrá éxito.

Vamos a ver ahora algunos ejemplos de estilos inapropiados de expresiones faciales.

Retraídos, gente cuya expresión facial no varía y que muestra poca o ninguna expresión en su rostro.

Reveladores, gente que revela todo lo que está sintiendo a través de sus expresiones faciales su cara es como un libro abierto.

Expresivos involuntarios, gente que no sabe que está mostrando cómo se siente cuando estás sintiendo una emoción determinada.

Expresivos en blanco, que es gente que está convencida de que está mostrando una emoción en la cara cuando de hecho ésta parece como neutra o completamente ambigua ante los demás

Expresivos sustitutos, que es gente que manifiesta una emoción cuando piensa que está mostrando otra

Expresivos de afecto congelado, que es gente que muestra una emoción incluso cuando no siente ninguna por ejemplo una sonrisa congelada

Expresivos siempre preparados, gente que inicialmente muestra un tipo de emoción para todos los acontecimientos. Expresivos inundados de afecto, es gente que está mostrando en casi todo momento una o 2 emociones de forma clara.

3. La sonrisa.

La sonrisa es parte de la comunicación no verbal, forma parte de los saludos convencionales y suele ser fundamental en la mayoría de los intercambios sociales

También, es la expresión más utilizada para ocultar emociones como temor, ira, disgusto y es fácilmente reproducible a voluntad.

La sonrisa puede tener un gran impacto sobre la calidad de nuestros intercambios sociales.

Una sonrisa puede suavizar un rechazo, comunicar una actitud amigable y animar a los demás a que te devuelvan la sonrisa.

4. La postura corporal.

La posición del cuerpo también se considera como parte de la comunicación no verbal, es un indicador de cómo se siente una persona, la forma cómo está de pie y cómo pasea refleja sus actitudes y sentimientos sobre sí misma y su relación con los demás.

Algunos autores señalan que hay cuatro categorías de postura.

Acercamiento, que es una postura atenta comunicada por una inclinación hacia adelante del cuerpo.

Retirada, que es una postura negativa de rechazo o repulsión comunicada retrocediendo, echándose hacia atrás o volviéndose hacia otro lado.

Expansión, una postura orgullosa, engreída, arrogante o de desprecio comunicada por la expansión del pecho, un tronco erecto o inclinado hacia atrás, la cabeza erecta y los hombros elevados.

Contracción, que es una postura depresiva, cabizbaja o abatida comunicada por un tronco inclinado hacia adelante, una cabeza hundida, hombros que cuelgan y un pecho hundido.

La relajación de la postura sirve para comunicar actitudes como, por ejemplo, la dominancia mientras que una postura tensa puede comunicar sumisión y ansiedad.

5. Los gestos.

Los gestos también forman parte de la comunicación no verbal y podemos entenderlos como cualquier acción que envía un estímulo visual a otra persona.

Los gestos son muy eficaces para ilustrar objetos o acciones que son difíciles de verbalizar.

Los gestos pueden apoyar la comunicación verbal o pueden contradecirla como cuando la gente trata de ocultar sus verdaderos sentimientos.

Algunos gestos reflejan un estado emocional prevaleciente como la ansiedad o un estilo de conducta como la agresión.

6. Movimientos de las piernas y pies.

Los movimientos de las piernas y los pies forman parte de la comunicación no verbal y también son fuente de información.

Cuando estamos sentados hablando con otra persona son las partes más bajas de nuestro cuerpo y parecen escapar más fácilmente al control deliberado.

Esto parece ser porque nuestra atención está concentrada en la cara, aun cuando podamos ver el cuerpo entero de un compañero concentramos nuestra atención en su cara.

Los movimientos de las piernas y los pies pueden comunicar tensión, ansiedad cuando se mueven rápidamente o se cambia de posición constantemente.

7. Automanipulaciones o autocontacto.

Las automanipulaciones o el autocontacto también forma parte de la comunicación no verbal, que ocurre cuando tocamos nuestro cuerpo.

Algunos ejemplos de automanipulaciones son:

  • Rascarse.
  • Frotarse las manos.
  • Tocarse la cara.
  • Abrir y cerrar las manos.

El autocontacto suele percibirse como una señal de ansiedad, tensión, vergüenza, es decir de forma negativa.

8. Contacto físico.

El contacto físico también forma parte de la comunicación no verbal y es considerada la forma más íntima de comunicación.

El contacto físico cunado es reciproco, indica proximidad y solidaridad, pero cuando es unilateral indica estatus y poder.

El acto de tocar incrementa la percepción de cordialidad y asertividad de la persona que toca. Pero el contacto físico tiene un fuerte componente cultural que debe analizarse considerando las normas y costumbres.

La apariencia y el atractivo físico también forman parte de la comunicación no verbal, no nos ocuparemos de su análisis ya que son aspectos culturales y que implican aspectos subjetivos.

Resumen.

Hemos visto en este artículo que las habilidades sociales se integran por elementos conductuales, en este caso la comunicación no verbal.

Estos elementos conductuales influyen en el éxito o fracaso de cada conducta social.

Los elementos conductuales o de la comunicación no verbal son:

  • La mirada.
  • La expresión facial.
  • La sonrisa.
  • La postura corporal.
  • Los gestos.
  • Movimientos de las piernas y los pies.
  • Las automanipulaciones.
  • El contacto físico.

El manejo correcto de la comunicación no verbal es indispensable para considerar una conducta como socialmente hábil.

Seguiremos analizando el tema de las habilidades sociales en otros artículos.

Comparte este artículo.

Otras fuentes de información.

Instituto Mexicano de la Juventud, La importancia de las habilidades sociales en la población joven. página web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Importante: No se darán informes vía telefónica.No se darán informes vía telefónica.

Para información acerca del programa, favor de enviar correo electrónico a contacto@neuropcion.com o a través del formulario que se encuentra en esta página.

Ir arriba